Blanca Rego

Blanca Rego hace películas que asaltan los globos oculares y ruidos que invaden las orejas. Además, le gusta escribir sobre cosas que no le interesan a casi nadie. Como todo eso no da de comer, ni siquiera de desayunar, también traduce, a veces sobre los temas más insospechados. Vive en Barcelona, donde echa mucho de menos la lluvia con la que creció.