Música Canina – Cuestión de tiempo: una selección de canciones largas, largas, largas…

js29611720

Con minutos por delante, cualquiera puede sonar épico. Desde lo progresivo a lo electrónico, pasando por lo nuevaolero y por el rock rabioso, todos estos temazos están decididos a hacer astillas el reloj.

En el principio, fue el disco de pizarra. Tres minutos mal contados, y eso si tenías suerte, pero bien que les valió eso a los pioneros de la música pop. Después, con el sencillo de 45 revoluciones, casi lo mismo. Pero en 1948, cuando los cráteres de las bombas aún no habían dejado de humear, llegó el long play de 12 pulgadas… y entonces empezó el delirio, incrementado con el disco compacto y esos 80 minutos que (dice la leyenda) fueron escogidos por ser la duración de la Novena de Beethoven. Y, así, hasta ahora, con esos archivos de audio que pueden aguantar todo lo que dé de sí un disco duro. ¿A dónde queremos ir a parar con esto? Pues a que, cuando los formatos y el ego acompañan, la música pop puede producir canciones cuya duración tiende a infinito.

¿Estáis llevándoos las manos a la cabeza, pensando que esta playlist va a ser un no parar de sinfónicos y progresivos? Pues algo de eso hay, claro: nada más abrir, tenemos los diez minutacos de Yes Heart of the Sunrise. Pero, ojo, porque no todo es Emerson Lake & Palmer en esta vida. Sin abandonar las greñas, Creedence Clearwater Revival llevan I Heard It Through The Grapevine a extensiones que Marvin Gaye no hubiera podido soñar, y no podían faltar Lynyrd Skynyrd con la inevitable Free Bird. 

A partir de aquí, todo son opciones. ¿Que gustas del pelo corto? Pues ahí tienes a Television (los celestes diez minutos de Marquee Moon, en su versión íntegra) y a Sonic Youth, sus herederos naturales. ¿Que te gastas la mitad de tu presupuesto mensual en laca y eyeliner? Puedes escoger entre variantes más gentiles (The Cure) o más brutales (Lacrimosa) de la cosa gótica. Si lo tuyo son las sudaderas y decir “Yo!”, Violadores del Verso llegan en el expreso de Zaragoza. Y, si lo que te va es la brutalidad sin paliativos, Nick Cave Van Der Graaf Generator ofrecen temazos cuya duración es directamente proporcional a su capacidad para acojonar. Eso, por no mencionar a Prince y sus tempestades púrpura de guitarreo. La guinda de la tarta: James Murphy LCD Soundsystem con más de 45 minutos de cíbermeneo. Paladea cada segundo de estas megacomposiciones hasta la semana que viene, cuando volveremos con otra lista de duración más ajustada.

¿Te ha gustado este artículo? Puedes colaborar con Canino en nuestro Patreon. Ayúdanos a seguir creciendo.

Publicidad

Suscríbete a nuestra newsletter semanal
Novedades y contenido inédito.

2 comentarios

  1. chispi dice:

    Lo de Emerson Lake y Palmer lo has metido con calzador, que te conocemos de los foros.

  2. John Tones dice:

    ¿A quien conoce de los foros exactamente? Estas listas se hacen entre toda la redacción de Canino.

    ¿Y por qué todo el mundo que viene a ponerse malote a los comentarios últimamente parece que viene directamente del año 1998?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *