Música Canina: De Robert Johnson a Big Mama Thornton: los que llegaron antes al rock’n’roll

big-mama-thornton_0021

No: esto no empezó con The Beatles. Ni con Elvis. Ni siquiera con Buddy Holly. Hurgamos en covachas de Chicago, de Memphis, de Nashville y del Misisipi para encontrar los ladrillos que edificaron el rock'n'roll, del country borrachuzo al blues calenturiento.

Esta época de dispersión en la que vivimos tiene muchas ventajas. Y también presenta un riesgo letal: el de perder el norte. Por ejemplo, ahora que la música pop se empeña en batir su récord de tendencias por minuto, uno puede sentirse mucho más seguro si sabe de dónde surgió todo esto. Y, no, no surgió de las sacrosantas caderas de Elvis, ni de los flequillos de The Beatles, ni de las gafas de Buddy Holly. Por eso nuestra playlist de la semana está dedicada a esos músicos que hicieron con el rock’n’roll lo que los vikingos con América: lo descubrieron los primeros… y tuvieron el buen gusto de no contárselo a nadie.

Porque, si uno era un campesino del Misisipi aficionado a tocar la guitarra (como Robert Johnson Muddy Waters) o un obrero negro emigrado a las fábricas de Chicago (como, ejem, Muddy Waters y también como su archienemigo Howlin’ Wolf), lo de marcar tendencia se la soplaba. Era mucho más importante sobrevivir a las malas pagas, a las inundaciones, a los trabajos extenuantes y al linchamiento por haberse atrevido a mirar a una rubia a la cara. Los blancos, por su parte, lo tenían más fácil, pero tampoco se libraban: Hank Williams Buck Owens sabían tanto de componer melodías celestiales como de llenarse la vena de picos y el hígado de coágulos grasos. En cuanto a las chicas, han sido (para variar) las que se han llevado la peor parte en la jugada, pero han podido entregar cantos que, o bien te hacen ver al Señor por ateo que seas (Sister Rosetta Tharpe), o bien te cargan las pilas (Big Mama Thornton) demostrando que el perro de Tupelo era menos ladrador de lo que lo pintan.

Algunas selecciones de esta lista huelen de lejos a rock’n’roll (Ray Charles, Jackie Benson) y otras transmiten un pálpito más primigenio. E incluso otras son juegos de ingenio a cargo de intelectuales europeos (Magali Noël, cantando un temazo de Boris Vian). Por último, jamás nos hubiéramos perdonado a nosotros mismos si los nombres de Chuck Berry, Little Richard Bill Halley no hubieran entrado en el cómputo final. Disfruten de este viaje en el tiempo hasta la semana que viene… cuando repasaremos los orígenes de otro género de nuestros amores. O no.

¿Te ha gustado este artículo? Puedes colaborar con Canino en nuestro Patreon. Ayúdanos a seguir creciendo.

Publicidad

Suscríbete a nuestra newsletter semanal
Novedades y contenido inédito.

3 comentarios

  1. Fran dice:

    Veo una pequeña ausencia, bueno, pequeña no, pero ausencia, Fats Domino, uno de los mayores exponentes de esa mezcla de blues, jazz y boogie, además de ser el primero que registró una canción como rock&roll:

    https://www.youtube.com/watch?v=aIz1cPfTRW4

    1. John Tones dice:

      Hay montones de ausencias! Si nos ponemos con el blues vetusto no paramos! Cada colaborador escoge un par de temas a modo ilustrativo, no más, por eso estas cosas siempre quedan cojas. Gracias!

      1. Fran dice:

        ¡Muy cierto! Además tampoco es cuestión de hacer una lista interminable. Sólo quería aportar un grano de arena con este músico. Si algún día hacéis una lista de reggae, os volveréis muy locos.
        ¡Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *