Optimus Prime está vivo

Todo lo vivo que puede estar un robot, se entiende. Pero es cierto que esta es, de todas las aproximaciones que hemos visto al mítico Transformer creado por Hasbro en 1982, la que más credibilidad posee. La encarnación clásica del jefazo Autobot se transforma en camión por primera vez con toda la lógica del mundo.

Los fans más vetustos saben que las transformaciones clásicas de robots en automóviles de los Transformers no tenían ningún sentido. Los juguetes tenían que retorcerse en el aire de forma extraordinaria para pasar de un estado a otro y por eso en la serie de animación de los ochenta -la primera vez que los muñecos tuvieron que comportarse de forma mínimamente creíble- los robots flotaban en el aire de forma casi mágica para convertirse.




¡Qué demonios importa todo eso! ¡Son robots que se transforman en vehículos, por dios bendito! Muy cierto, pero hasta las películas de Michael Bay han tenido que obligar a cierta suspensión de credulidad en ese aspecto: los robots de sus películas dan un salto y, en el aire, ejecutan transformaciones que casi podríamos calificar de mutaciones.

Sin embargo, un fabricante chino de juguetes ha dado con la solución: virar el torso de Optimus para evitar esa ridícula situación en la que todo el frontal del robot se viene hacia adelante y, si las leyes de la física y la gravedad funcionaran como deben, acabarían con el pobre Autobot comiendo polvo por culpa de su propio peso. De este modo, todos ganamos: Optimus en dignidad y nosotros en tranquilidad. Otro problema resuelto.

Ahora, Megatron.

Y aquí, en reverse.

¿Te ha gustado este artículo? Puedes colaborar con Canino en nuestro Patreon. Ayúdanos a seguir creciendo.

Artículos Promocionados

Loading...

Publicidad

Suscríbete a nuestra newsletter semanal
Novedades y contenido inédito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *