¿Quién es más malo que Voldemort? J. K. Rowling responde

La respuesta es... Donald Trump. La autora de Harry Potter se indigna al ver cómo los internautas de habla inglesa se refieren al millonario y político ultraderechista por el nombre de Quien-Tú-Sabes. En su opinión, el Señor Tenebroso no le hace sombra en lo que a villanía se refiere.

Con su peluquín, con su actitud de matón de patio de colegio y con esas declaraciones suyas, tan brillantes, Donald Trump está pidiendo a gritos un mote ocurrente a la par que vejatorio. Y este fin de semana, cuando el millonario metido a político afirmó que los musulmanes deberían tener prohibida la entrada en EE UU, la internet de habla inglesa lo encontró por fin: múltiples usuarios comenzaron a referirse al aspirante a candidato republicano como “Voldemort”, estableciendo paralelismos entre él y el villano de la saga Harry Potter. 

Si ignoramos ciertas salvedades (Trump parece mucho más acomplejado por su calvicie que el Señor Tenebroso, por ejemplo, y le falta bastante para tener el estilazo de Ralph Fiennes) el apodo parece apropiado: ambos personajes comparten un racismo clamoroso, así como una preocupante tendencia a la demagogia y, si nos ponemos, un no sé qué reptiliano. Ahora bien: según leemos en The Mary Sue, hubo una persona a la que este paralelismo no le hizo ninguna gracia. Una persona muy autorizada para protestar, todo hay que decirlo. Se trataba de J. K. Rowling.

“Qué espanto. Voldemort nunca fue ni la mitad de malo”, comentó la escritora británica tras leer la noticia en la BBC. Acto seguido, para fastidio de J. K. (o para su deleite, que cualquiera sabe), los fans del mago con gafas y su universo llenaron su timeline con caricaturas, matizaciones (al fin y al cabo, recordaba más de uno, a Trump no le ha dado aún por matar bebés), comentarios más o menos ocurrentes (“Seguro que su peluquín es un Horcrux”, apuntaba un lector) y los inevitables insultos que le deseaban a la creadora del colegio Hogwarts cosas muy feas a manos de radicales islamistas. Algunos también se animaron a proponer alternativas, como una lectora potteriana para la que Trump tiene más parecido con Dolores Umbridge.

Recordemos que, a pesar de que las aventuras de Potter llevan ya ocho años finiquitadas, Rowling dialoga habitualmente sobre ellas con sus fans, haciendo gala de buen humor y una pluma muy afilada. Sin ir más lejos, hace pocos días se permitió dar una charla en Twitter sobre la torturada psicología de Severus Snape. Un personaje al que resulta algo más difícil comparar con Quien-Tú-Sabes, salvo por un detalle: es muy poco probable que algún actor británico con caché se encargue alguna vez de dar vida a Trump en pantalla grande, por mucha magia negra que parezca atraer su figura.

Artículos Promocionados

Loading...

Publicidad

Suscríbete a nuestra newsletter semanal
Novedades y contenido inédito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *