Tony Hawk enseña a una periodista a hacer un ollie

El estadounidense Anthony Frank Hawk, conocido como Tony Hawk, es el mejor skater del mundo. En 1999, se convirtió en el mejor patinador en lograr un 900 (dos vueltas y media), el truco más difícil del skateboarding.

Aunque la periodista Kelly Conaboy tenía una sudadera de Tony Hawk y solía comprar revistas de skateboarding nunca llegó a practicarlo. Aquello fue una pequeña espina clavada que se ha quitado años después tras decidir escribirle un correo electrónico a Hawk para preguntarle si le enseñaría a hacer un ollie, principal truco de skateboarding que consiste en dar un salto en el que tanto el skater como la tabla permanecen en contacto. La sorpresa de Canoboy fue mayúscula cuando él aceptó la propuesta.

Tony Hawk entró en el mundo del skate con nueve años cuando su hermano le regaló un monopatín. Aquello le cambió la vida. Empezó a practicar todos los días con su padre y a los doce ya tenía promotores para financiar su carrera. Dos años más tarde se convirtió en patinador profesional y a los dieciséis pasó a ser el mejor skateboearder del mundo. Ahora Hawk ha conseguido que alguien que jamás se ha subido a un monopatín haga un ollie, uno de los primeros trucos que aprenden los nuevos skaters, ya que es la base de otros más complejos. No solo un gran patinador, también un buen profesor.

Artículos Promocionados

Loading...

Publicidad

Suscríbete a nuestra newsletter semanal
Novedades y contenido inédito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *