4.000 carteles de películas escaneados en alta resolución: así se publicita el mejor (y el peor) cine

¿Sabías que.. tanto si te has puesto el típico poster de Amelie sobre la cama como si tu salón lo corona un enorme cartel de una película muda desconocida, como si te has puesto un West Side Story como el de todo hijo de vecino, eres buena persona? Es cierto: rendir tributo a los carteles de cine, tanto si los usas como decoración de relleno como si eres un estudioso del diseño y el marketing, es signo de bondad y decencia. Para premiarte, tenemos este regalo.

Artículo en exclusiva para suscriptores en Patreon. Incluye la contraseña para ver el contenido completo. ¿Todavía no formas parte de Patreon? Conviértete en micromecenas y accede a nuestros posts exclusivos.

Publicidad