¿Qué anime puedo ver en 2016? – Edición de otoño

Llega el otoño, llega nuestra particular criba de qué merece la pena entre los estrenos de anime de la temporada. Y para nuestro alborozo, y el vuestro, la lista viene tan cargada que casi se antoja un milagro la cantidad de maravillas que os traemos.

Tal vez el tiempo da sabiduría. Tal vez sólo es que con la edad nos volvemos conservadores. Sea como fuere, al respecto de la temporada pasada, acertamos de pleno: todas las series que elegimos fueron un éxito rotundo, incluso si lo fueron por las razones equivocadas. Pero eso está bien. Es innegable que, fracaso de público aparte de Berserk, Mob Psycho 100 llevó la animación hasta un nuevo nivel, Thunderbolt Fantasy nos enamoró con marionetas más expresivas que los actores de cualquier live action de moda actualmente y Orange, aun con sus limitaciones presupuestarias, demostró que el shōjo aún tiene mucho que decir. Pero eso fue la temporada pasada, ahora debemos centrarnos en lo que se viene para el otoño.

Y el otoño viene absurdamente fuerte. Hemos elegido sólo cuatro, dejando fuera muchas series interesantes, pero más de nicho. Menos absolutamente fascinantes que las que hemos elegido. Podríamos haber metido la violencia al-puto-once de Tiger Mask W, la ternura de adulto-con-niño de Poco’s Udon World o el humor no-siempre-acertado de Kiss Him, Not Me!, pero hemos decidido centrarnos sólo en lo excepcional, porque, de cualquier otro modo, la lista sería eterna. Y qué demonios: ahí queda dicho para quien tenga interés en explorar.

animeotono2016-9

Además, después de tanto tiempo haciendo un seguimiento de los animes de cada temporada, da la sensación de que hablar sólo de las nuevas series es quedarse corto. Que se hace imperativo ahondar un poco. De ahí que, a partir de ahora, incluyamos también algunas series interesantes que vayan a estrenar temporada. A fin de cuentas, aunque tener más de una temporada es inusual dentro de la industria del anime, eso no ha sido nunca motivo suficiente para frenar a nadie a la hora de ver una serie. Y si el estreno de una nueva temporada es un aliciente para los live actions occidentales, ¿por qué no iba a ser lo mismo para el anime? Y sin más dilación, vamos a lo que importa de verdad: las series.

Lo que viene

1. Fune wo Amu

animeotono2016-2

Estudio: Zexcs
Director: Toshimasa Kuroyanagi
Guionista: Takuya Sato

En Japón tienen una industria cultural tan vasta y una idea de la literatura y la narrativa tan profunda e integradora que es posible encontrar mangas, películas, libros y anime sobre, potencialmente, cualquier cosa. Absolutamente cualquier cosa. Incluso sobre las cosas más peregrinas o carentes de interés que se puedan imaginar. Porque, ¿acaso es posible imaginar algún otro lugar del mundo en que se atreverían a hacer una serie donde el conflicto principal sea la producción de un nuevo diccionario en mitad del siglo XXI?

Fune wo Amu trata sobre eso. Pero también, siguiendo el árbol temático, sobre nuestra relación con las palabras, cómo nos definen o, en su ausencia o su prolijidad, también cómo (no) las usamos. Algo que se aprecia en este primer episodio en sus diálogos perfectos, su delicado trabajo con las palabras y la obsesión de todos sus personajes con el término exacto, con la disección del mundo en palabras. Un ejercicio absolutamente sobrecogedor para quienes trabajamos (y estamos obsesionados) con el lenguaje. Además debemos tener en cuenta su animación, poco espectacular, pero centrada en hacer creíble los movimientos de expresión de cada personaje -ya que no sólo hablan con palabras o cambios de plano, sino también con todo su cuerpo-, para no querer perder de vista Fune wo Amu. A fin de cuentas, promete contarnos una de esas historias que sólo la mal llamada alta literatura se atreve a darnos de vez en cuando. Y eso puede hacerla la más excepcional de todas las series de las que aquí hablamos.

2. March comes in like a lion

animeotono2016-3

Estudio: Shaft
Director: Akiyuki Shinbo
Guionista: Yukito Kizawa

A pesar del predicamento que tiene en otros países, Chica Umino permanece prácticamente desconocida en nuestro país. Eso explicaría también el poco ruido que hizo la noticia de la adaptación de March comes in like a lion, su último manga hasta la fecha, que ya atesora, además de unas ventas más que generosas, varios premios importantes como el Kodansha Manga Award, el Manga Taishō y el Tezuka Osamu Cultural Prize. Por eso, si bien en Japón y en EEUU ya estaban prevenidos, y el resto teníamos pistas suficientes para esperar algo gordo -no por nada será una serie de veintitrés episodios con Akiyuki Shinbo a cargo de la dirección-, ha sido una agradable sorpresa descubrir un anime potencialmente excepcional.

En la historia seguimos la vida de Rei Kiriyama, un joven estudiante de instituto que es un genio del shōgi -el, mal llamado, ajedrez japonés– y que, lejos de ser un héroe genérico con un don especial, es un pobre desgraciado cuya introversión sumada a su talento le han hecho estar aislado de todo y de todos. De ese modo, la primera parte del capítulo se nos antoja, tanto temática como visualmente, como una película del primer Makoto Shinkai. Lenta, dramática, irrespirable. Como una mirada íntima hacia el abismo que, con apatía, ni se molesta en devolvérnosla. Algo que cambia en la segunda parte al descubrir que, con todo, cuenta con el apoyo de la hermanas Kawamoto, que velan por él, incluso si su vida parece, en un primer vistazo, siempre al borde del precipicio.

Con un guión sólido, una dirección envidiable y un ejercicio que, en general, nos remite hacia algún punto entre el melodrama à la Shinkai y el estilo tierno del Yukito Kizawa más ligero -que, siendo ese el de los momentos menos turbios de Bakemonogatari, implica más amargura de lo que generalmente se considera dulce-, estamos ante la serie de la temporada para llorar. A moco tendido.

3. Occultic;Nine

animeotono2016-6

Estudio: A-1 Pictures
Director: Kyohei Ishiguro
Guionista: Noboru Takagi

En cada temporada hay una serie desquiciada más allá de toda la comprensión. Suele ser una serie bien producida, con un staff de impresión y, o bien un guión que refuerza toda esa locura, o bien una excusa argumental que sostiene el chiringuito. Esta temporada hay dos. Una de cada. Y mientras que FLIP FLAPPERS se la dejamos a los estetas irredentos que valoran más la belleza que la coherencia -AKA el otaku medio, a quienes no nos dirigimos: ellos ya saben qué quieren-, hoy nos toca hablar de la serie que hace méritos para no gustar incluso siendo espectacular. Nos toca hablar de Occultic;Nine.

Creada por Chiyomaru Shikura, su primera particularidad es que, a pesar del título, no está relacionada con la serie Science Adventures. Aquí no encontraremos relación alguna con Chaos;Head, Robotic;Notes o Steins;Gate. Lo que si encontraremos es un ligero aire similar a la ya citada Bakemonogatari, centrando toda su historia en casos sobrenaturales, y un montaje y unos diálogos que ocurren a semejante velocidad que es imprescindible claudicar ya de entrada a entenderlo todo con un solo visionado. Si además sumamos que Kyohei Ishiguro es un director muy solvente y tiene detrás un equipo a la altura, podemos estar ante un más que probable clásico de culto en el anime de terror. Al menos si el fanservice (en forma de pechos descomunales) no nos impide ver los fantasmas.

4. Yuri!!! On ICE

animeotono2016-7

Estudio: MAPPA
Director: Sayo Yamamoto
Guionista: Sayo Yamamoto

El nombre de Sayo Yamamoto no dirá demasiado a la mayoría. Directora de un par de series de culto (Michiko to Hatchin, Lupin the Third: Mine Fujiko to Iu Onna), creadora del opening de Persona 5 y protegida del archiconocido Shinichiro Watanabe (con quien trabaja desde Samurai Champloo), por algún motivo que se escapa a la comprensión no ha conseguido conectar todavía con el gran público. Pero eso va a cambiar. Va a cambiar porque Yuri!!! On ICE, su primera creación enteramente original -con eso queremos decir que es la directora, guionista y creadora de la idea original, además de mantener control creativo sobre todos los aspectos de la serie-, está llamada a ser no sólo la mejor serie, live action o anime, de este otoño, sino también un auténtico prodigio técnico en absolutamente todos y cada uno de los aspectos posibles.

Para conseguirlo no ha elegido el camino fácil. Yuri!!! On ICE trata sobre un tema tan poco popular como el patinaje artístico, juega constantemente con un subtexto homoerótico que podría repeler a muchos, no hay ningún conflicto claramente aparente y todos los involucrados están al máximo nivel dentro de su disciplina. En principio, todo piedras en el camino. Pero eso no hace sino más prodigioso que funcione. Su animación es sutil, bellísima, haciendo que cuando patinan todo se mueva con la gracilidad de verdaderos patinadores y cuando no, que todo vaya fluctuando entre un humor de personajes superdeformed con claras influencias de FLCL (no por nada comparten director de animación, el inmenso Tadashi Hiramatsu) y movimientos fluidos y muy bien definidos en los momentos de drama. Pero eso no es todo. No hay nada dejado al azar. Desde su música hasta sus planos, hasta el detalle más nimio está elegido para que dialogue sutilmente con aspectos que se nos han podido pasar por alto. Para que sea sencillo de ver, pero que con cada visionado apreciemos más y más detalles que construyen su perfecta armonía.

Si el año pasado tuvimos Shouwa Genroku Rakugo Shinjuu, este año tenemos Yuri!!! On ICE. Esa clase de prodigios narrativos capaces de superar todos los tropos y prejuicios alrededor del anime para ofrecernos, ni más ni menos, que historias con tal profundidad dramática que tienen el potencial de apelar a toda clase de públicos. Ahora sólo cabe esperar que, como parece está siendo, la serie de Sayo Yamamoto tenga más éxito que el discreto éxito crítico que tuvo la de Shinichi Omata. Porque si hay una serie que ver sí o sí esta temporada, no lo dudes, esa es esta.

Lo que vuelve

1. Hibike! Euphonium

animeotono2016-4

Estudio: Kyoto Animation
Director: Tatsuya Ishihara
Guionista: Jukki Hanada

Cuando se estrenó en primavera del año pasado Hibike! Euphonium temíamos (o más que temer, sospechábamos; no había temor alguno ante esa posibilidad) que la serie no fuera nada más que un reciclado de mayor presupuesto de K-On. Había motivos de sobra para pensarlo: el reparto exclusivo de chicas, la ambientación de instituto, la temática musical. También que el guionista Jukki Hanada participara en ambas series. Y si bien al final el hipotético temor no se cumplió, lo que nos ofreció fue aún mejor; no por nada, lo que empezó siendo un interesante acercamiento narrativo hacia un tema pequeño e íntimo, acabó ofreciéndonos una primera temporada excepcional.

En esta segunda temporada nada ha cambiado demasiado. Siguen el tandem Tatsuya IshiharaxJukki Hanada -que ya coincidirían en la infravaloradísima Nichijou, una de las mejores series cómicas de todos los tiempos-, regresa su dibujo y animación espectacular, continúa redescubriéndonos la música orquestal. En otras palabras, es un momento perfecto para (re)engancharse a ella. Como únicos peros se podría achacar que un capítulo doble para empezar la temporada no sienta bien al ritmo sosegado y tranquilo de la serie, además de algunas inconsistencias en los personajes (pues, en apariencia, los guionistas se han tomado demasiado en serio el ship ReinaxKumiko sobre el que teorizan algunos fans), pero que no pasan de ser problemas muy menores en una serie de calidad contrastada. Un must see para cualquiera con interés por la música, por las pequeñas historias intimistas o, qué diablos, por la belleza de una animación discreta y preciosista. Porque de eso trata: no de si ganan el nacional o no, sino de cómo, a través de la música, se crean amistades y amores. O lo que es lo mismo, armonías.

2. Mobile Suit Gundam: Iron-Blooded Orphans

animeotono2016-5

Estudio: Sunrise
Director: Tatsuyuki Nagai
Guionista: Mari Okada

Sobre Mari Okada ya hablamos en primavera. Por partida doble. Y todos esos vicios que le adjudicamos -el thriller desquiciado, el melodrama al once- también están presentes en la maravilla que supone Mobile Suit Gundam: Iron-Blooded Orphans. Porque, como dejamos caer también entonces, si en algo alcanza auténticas cotas de excepción esta serie es en lo perfectamente hilvanada que está toda su historia.

Para quien no lo sepa, Mobile Suit Gundam: Iron-Blooded Orphans trata sobre una organización de mercenarios menores de edad que intentan ganarse la vida pilotando mechas. Y si bien en la primera temporada tuvieron que viajar a la Tierra escoltando a la hija de la nobleza Kudelia Aina Bernstein para que pudiera intermediar por los derechos de las colonias de Marte, en esta segunda todo se ha asentado. Tekkadan se considera un negocio legítimo y respetado en su campo, Kudelia sigue luchando por los intereses de las colonias extraterrícolas y Gjallarhorn, la facción militar encargada de mantener la paz en la esfera de influencia de las naciones terrícolas, ha vuelto a la normalidad después del reordenamiento interno al descubrirse casos de corrupción. Pero nada de eso significa que la paz haya vuelto. Mas al contrario, también se ha descubierto la eficiencia de los niños soldados, lo cual ha creado un boom en su uso más allá del caso de algunos piratas, y con la nueva redistribución del poder también han llegado nuevos conflictos.

¿Por qué hemos dedicado una introducción tan larga a la serie? Porque donde Hibike! Euphonium es todo intimismo, Mobile Suit Gundam: Iron-Blooded Orphans es todo épica. Enfoque intimista vs. enfoque maximalista. Aquí nos enfrentamos, además de a los pequeños dramas de las más de dos docenas de personajes relevantes, a todo un conflicto político a nivel galáctico que haría palidecer de envidia a cualquier fan de Juego de Tronos. Porque donde allí son todo conspiraciones de medio pelo y batallas de vez en cuando, aquí es todo tragedia. Al estilo grecolatino. Con mechas. En el espacio. ¿Qué más podemos pedirle a la vida que un drama shakesperiano llevado a los confines del universo con robots de dieciocho metros entre crisis políticas y existenciales? Nosotros, nada más.

¿Te ha gustado este artículo? Puedes colaborar con Canino en nuestro Patreon. Ayúdanos a seguir creciendo.

Publicidad