8 momentazos de Beyoncé en los que NO salen Coldplay

Bueno, Bruno Mars tampoco sale, pero seamos sinceros: a Beyoncé Knowles Carter se la disfruta mejor en solitario y al natural. Y sin Chris Martin.

Todo el mundo habla de ello, y con razón: por tercera vez, Beyoncé nos da razones para ver la Super Bowl más allá de los tráilers, demostrando que ella es seguramente la diva pop más potente de la actualidad, que su poder para mover masas a base de temazos es incontestable y que, cuando ella le vacila, Jay-Z se calla, lo asimila y se va a hacerle la cena a Blue Ivy. Ahora bien: a la hora de disfrutar de este halftime que se perfila como histórico, nosotros tenemos un ‘pequeño’ reparo. Y ese reparo no viene dado por Bruno Mars, aunque Uptown Funk ya esté un poco quemado a estas alturas. Se trata, más bien, de que a nosotros Coldplay… pues como que no: el grupo de Chris Martin nos inspira un reparo supino, y por mucho que ‘Queen Bey’ le dé su bendición, seguimos sin verle la gracia.

Así pues, tras mucha cavilación y tras empaparnos del vídeo de Formation (entre comentarios de «la maldita bastarda ha vuelto a dar en el clavo»), hemos decidido ofreceros estos hitos de la carrera de Mrs. Carter, en forma de otros tantos vídeos que quitan el hipo. En conjunto, todos ellos te darán motivos para exclamar eso de «don’t mess with Bey» y reconocer que, en lo que a artistas mainstream se refiere, estamos ante una de las más grandes desde no se sabe ni cuánto.

Run The World (Girls) en modo pantallazo

https://www.youtube.com/watch?v=NPP10z9nz8I

Ocurrió en… los premios Billboard de 2011

¿Qué necesita ‘Queen Bey’ para gobernar el motherfucking mundo? Pues un ciclorama, un micrófono-diadema (el conocido como «Madonna mic») y su sentido del ritmo. Y también una de sus mejores canciones, claro, interpretada en una actuación in crescendo, que empezaba con un derroche de mímica digital y acababa con la señora saliéndose de la pantalla, o así, e invadiendo la platea con un pequeño ejército de bailarinas cubriéndole las espaldas. Por otra parte, seguro que nadie se esperaba ver tantas banderas rojas en un evento tan corporativo…

Quedando bien con Taylor Swift

Ocurrió en… los premios MTV de 2009

Sospechamos que Kanye West debe parecerse mucho a ese amigo genial, pero bocachancla, que todos tenemos: su compañía generalmente es una delicia, pero cuando mete la pata, la mete bien. Y, encima, piensa que te está haciendo un favor, como cuando armó una espantá viral hace cinco años interrumpiendo a la rubita cuando esta aceptaba un trofeo del ex-canal musical Menos mal que Beyoncé sabe cuatro cosas sobre eso de arreglar situaciones difíciles: cuando le tocó subir al estrado, llamó a ‘Tay’, se disculpó con ella por el bochornazo y quedó como una señora. Tal vez, como afirmaba Kanye, su vídeo para Single Ladies le diese cien patadas al de la Swift, pero no necesitaba que nadie hablase por ella.

Meneo de bullarengue en el instituto

Ocurrió en… instituto Pedro Albizu Campos (Nueva York), 2011

Lo típico: un grupo de chicos y chicas de high school montan un flashmob bailarín para promover el deporte (!), se emplean a fondo, hacen resonar la cancha de baloncesto con sus pisotadas… y Beyoncé se une a ellos para aportar esos pasos suyos, entre la libélula y la apisonadora. Obsérvese como la muchachada entra en éxtasis en el momento en el que comparece la diva, sin por ello saltarse compases de la coreografía (y sin desmayarse). Eso es profesionalidad.

Patriotismo sin playback

Ocurrió en… presentación a la prensa de la Super Bowl 2013

Recapitulemos: en la segunda ceremonia de investidura de Barack Obama, ‘Bey’ quedó como una cochera interpretando el himno nacional estadounidense en playback. Meses más tarde, cuando anunció su actuación en el evento máximo del fútbol americano, arregló el engorro por todo lo alto: tras pedir educadamente a los periodistas que se pusieran en pie, la cantante se marcó un Star Spangled Banner a micro abierto, clavándolo de la primera a la última nota. Tras lucir a gusto sus cuatro octavas, un «muchas gracias», y aplausos.

Petándolo en la Super Bowl

https://www.youtube.com/watch?v=uxVeJpYNE4Q

Ocurrió en… Super Bowl 2013

¿El mejor halftime de todos los tiempos? Pues lo sentimos por Madonna, por Missy Elliot y por Janet Jackson, pero por ahí raya la cosa: aquí hubo de todo, desde un duelo de scat contra la guitarra de Bibi McGill (guitarrista titular de su banda, y una virtuosa de aquí te espero) hasta un End Of Time pletórico, pasando por el encuentro con dos amigas que pasaban por allí y que atendían por Kelly Rowland Michelle Williams: efectivamente, las Destiny’s Child (en su última formación como trío) estaban allí. Y estaban cantando Independent Women Pt. 1. Lo que se dice un fangasmo como un rascacielos.

Halo acústico

https://www.youtube.com/watch?v=nbHzO0S8Lkw

Ocurrió en… el National University Hospital For Children de Singapur, 2013

La Beyoncé de hoy (sus directos, al menos) no serían lo mismo sin Bibi McGill, y aquí tenemos una buena prueba: con la inevitable excusa caritativa, la diva y su guitarrista de cabecera se marcan una interpretación unplugged y deliciosa de este baladón, poniéndole una sonrisa en la boca incluso a los más cínicos. ¿Oyes eso? Es Curtis Mayfield aplaudiendo desde algún lugar muy, muy lejano…

El lanzamiento de Beyoncé

https://www.youtube.com/watch?v=1FiXU0QiaOY

Ocurrió en… todo el mundo, en febrero de 2014

Bueno, venga, esto no es un directo ni una ocasión pública. Pero, aun así, es épico: sin aviso previo, ‘Queen B’ lanza un álbum (el quinto de su carrera) que pilla desprevenida a la prensa musical. Y todas sus canciones son buenas. Por si fuera poco, la muy perra acompaña cada tema del disco con un videoclip ad hoc. Y todos son buenos. Y, para colmo, remata la faena con el On The Run Tour, aplastando a la concurrencia con momentazos de la talla de aquel Flawless con Nicki Minaj. ¿Poderío? Pues así lo llaman en nuestro barrio.

En plan travesti con Channing Tatum

Ocurrió en… Lip Sync Battle (programa de TV), 8 de enero de 2016

¿El tío de Magic Mike haciendo de ‘Bey’ en un plató? Pues sí, y más allá de que la peluca rubia no le sentara muy bien, Channing se lució: está claro que, en la edad dorada de los musicales, este chico sería una superestrella. Ahora bien: para superestrella, la que irrumpió junto a él en plena actuación, cediéndole el protagonismo pero dejando claro quién llegó allí primero. Ah, y si tenéis tiempo, no os perdáis el show posterior de Jenna Dewan (la señora de Tatum) dándole la réplica a su marido en un número de bricolaje al rojo vivo.

Publicidad

3 comentarios

  1. Carolina dice:

    No nos olvidemos de Beyoncé saliendo a bailar con las vecinas del barrio, en chándal y tacones, un arreglá pero informal de toda la vida: https://www.youtube.com/watch?v=s5vIXC-5EyE

  2. Nettoyant dice:

    Beyoncé es una petarda de proporciones bíblicas. Y musicalmente no publica nada relevante desde hace eones a pesar de contar con todo un ejercito de productores, compositores y asesores de imagen a sus espaldas.

  3. Pingback: [Crítica] Beyoncé - 'Lemonade': Los misterios de la madonna negra - Canino

Los comentarios están cerrados.