Bin Laden, estrella de Bollywood

Secuela de un éxito estrenado en 2010, Tere Bin Laden: Dead or Alive promete reventar las taquillas de India y Pakistán burlándose del yihadismo... y de Barack Obama.

En Occidente, el cine se ha tomado las cosas del yihadismo y de Osama Bin Laden con bastante poco sentido del humor: más allá de comedias destrozonas como Team America o como cierto capítulo de South Park, la figura del líder de la organización terrorista Al Qaeda ha inspirado películas tan mortalmente serias como La noche más oscura (Kathryn Bigelow, 2012). En Asia, sin embargo, y más concretamente en India, parecen haberse tomado el asunto con bastante más sentido del humor. Sin ir más lejos, el director y guionista Abhishek Sharma obtuvo en 2010 un éxito bollywoodiense de taquilla con Tere Bin Laden, una comedia protagonizada por un periodista ansioso de exclusivas y por un imitador del barbudo (y difunto) millonario saudí. Seis años después, Sharma y sus actores Ali Zafar Pradhuman Singh vuelven por sus fueros en Tere Bin Laden: Dead Or Alive, una secuela en la que no sólo se ríen de los terroristas islámicos, sino también de Barack Obama.

Por si el tráiler de la película (vía Mashableno te resulta lo bastante prometedor, ahí va su premisa: ansiosos por demostrar de una vez que Bin Laden está muerto y bien muerto, los servicios secretos de EE UU envían a un agente a India, con la misión de cargarse a su doble y presentar su cabeza como prueba. Y, al mismo tiempo, un grupo de yihadistas andan a la caza del imitador, en su caso con el objetivo de capturarlo y obligarlo a grabar vídeos que convenzan al mundo de que Osama sigue respirando. Digno del Mariano Ozores de ¡Qué tía, la CIA!, este argumento viene aliñado por la intervención de Barack Obama (interpretado por un doble, claro) y también por una banda sonora que nos suena mucho: el Tank! de Yoko Kanno para Cowboy Bebop. Canela fina…

Publicidad