[Canino Año Uno] Gracias

Vamos a ser breves porque una cosa es montar un recopilatorio de algunos de nuestros mejores textos con la excusa del aniversario y que contiene, al fin y al cabo, un montón de textos buenísimos, y otra cosa muy distinta lanzarse en plancha al ombliguismo sin freno. Así que vamos a pasar por este trance a toda velocidad y a seguir con lo nuestro.

El proyecto CANINO comenzó hace ahora un año… y muy, muy poco más. De hecho, es una locura pensar que apenas un mes antes del lanzamiento estábamos casi a cero. Solo sabíamos las tres patas iniciales del proyecto –Yago García, John Tones Noel Ceballos-, que queríamos una web cultural distinta a lo que se podía leer en nuestro idioma y afín a nuestros gustos. Teníamos muy claros los modelos que queríamos seguir, un puñado españoles y un puñado anglosajones, y estábamos tan zumbados que nos lanzamos a preparar el esqueleto tecnológico a pelo. Sin estudios, como se suele decir. Nunca hubo un plan de negocio claro, como apenas lo hay ahora: tirar para adelante y publicar textos de los que nos sintamos orgullosos.

Al poco de empezar, Noel se fue por la mejor de las razones posibles: un trabajo en condiciones. Y solo con Yago y Tones al frente, la cosa tardó bien poco en írsenos de las manos: pensábamos empezar suave y en solo una semana tuvimos dos o tres avalanchas de visitas que nos obligaron a tomarnos el proyecto en serio, o corría el serio peligro de desintegrarse de puro éxito.

Y desde entonces todo ha sido un ir de culo y cuesta abajo.

Alos pocos colaboradores iniciales se han ido sumando más y más hasta llegar aproximadamente a una treintena. Hemos diversificado nuestro radio de acción fuera de la web organizando charlas en La Casa Encendida (¡volvemos en un par de semanas!), seminarios literarios en la librería La Sombra, podcasts en El Estado Mental… y es solo el principio: en noviembre tenemos previsto un minifestival de música cuyas actividades se extenderán mucho más allá de una simple sala de conciertos. Hemos abierto un canal en Youtube, hemos acogido bajo nuestra cabecera dos proyectos de los que nos sentimos tan orgullosos como Mondo Píxel e Inferno, el domingo empezamos a mandar nuestra flamante newsletter… nos sobran las ideas y todavía hay un par de horas de sueño al día que podemos invertir en esto. De algo hay que morir.

Y las gracias. Esto no podría salir adelante sin todos nuestros colaboradores, todos aquellos que dan el callo, preparando textos alucinantes y fomentando la participación en los Cónclaves Secretos de la redacción (el Google Group, vaya). A ellos se suman, entre bambalinas, gente imprescindible como Zaida y Patricia, consejeras del bien y amazonas del SEO; Jaime, Ignacio y Boiffard, técnicos infatigables que nos instalan un plugin a la misma velocidad que nos cuelgan una cabecera loca; Juanja, que nos hizo un videoclip de arranque que te caes de culo; Judith Chamizo, que nos hizo un logo y un colmillo que nos acompañará por los siglos de los siglos; y la gente a nuestro alrededor, familiares, amigos y buena gente en general, como Pedro, aconsejan y casi siempre bien. Y nuestras némesis de las redes y troletes en general, ah. Qué haríamos sin tanto espantajo rebosando furia mal canalizada.

taxidriver

Tenemos que agradecer muy fuerte también a la gente que en este tiempo ha confiado en nosotros: desde principios de año colaboramos con eldiario.es, en una relación que solo nos da alegrías; y en La Casa Encendida escuchan cada idea disparatada que tenemos y aún no nos han dado la patada. Y solo tenemos buenas palabras también para todas las editoriales, distribuidoras, empresas del mundo que nos facilitan sus lanzamientos para reseñar y nos dan ejemplares para sortear entre la buena gente del Patreon.

Porque el Patreon. Los patreoneros. Sin ellos no podríamos: cada euro que sale de los bolsillos de uno de nuestros lectores en estos tiempos es magia primordial que nos empuja a seguir y nos obliga a no dormirnos. Gracias a cada uno de los setenta y pico seres de luz que se dejan cada mes los euros para que esto siga y continúe.

Porque continuar, lo que se dice continuar, se continúa. Mientras los cuerpos aguanten.

perezoso

Publicidad

1 comentarios

  1. Victor Garcia dice:

    ¡Muchas gracias por vuestro trabajo! Una web de calidad con un contenido de primera. Espero que la cosa siga creciendo.
    Me da curiosidad saber qué contenido es el que creó esas 2 o 3 avalanchas de visitas. Llámame cotilla, pero una página donde se pueda ver el contenido más popular me haría gracia.
    Seguiré compartiendo los textos que más me gusten, sigan jóvenes y frescos ;-P. Un saludo!

Los comentarios están cerrados.