Cards Against Humanity propone hacer trizas un Picasso

Los creadores del ya mítico party game Cards Against Humanity, después de pedir cinco dólares a cambio de absolutamente nada en el último Black Friday (y poco antes, vender excrementos de vaca envasados), siguen con su peculiar forma de entender el marketing. Muy afines al estilo negruzco y misántropo del propio juego, Cards Against Humanity propone ahora hacer trizas un Picasso original. Si sus maquiavélicos jugadores quieren, claro.

Cards Against Humanity da a sus clientes dos opciones: conservar un original de Picasso de 1962, La cabeza del fauno y donarlo a un museo de Chicago… o dividirlo láser desalmado mediante en 150.000 pedazos minúsculos de milímetro y medio y repartirlos entre todos los votantes. Preservar el arte -aunque sea un arte decididamente menor por no emplear una palabra más fuerte, como este-, o poner un pie en el terrorismo activista o en el situacionismo con lanzallamas láser.

Este Hagamos Mierda Un Picasso forma parte de los regalos que Cards Against Humanity está dando a 150.000 personas registradas que están recibiendo ocho regalos en la promoción Eight Gifts of Hanukkah. Los regalos son misteriosos, y aunque con esto Cards Against Humanity ha tocado el cielo (queda el último, veremos), también se han repartido cosas como calcetines (¡¡150.000 pares!!) o una inversión en un fondo del Tesoro protegido contra la inflación. Veremos qué pasa cuando acabe la votación el 31 de diciembre.

Publicidad