Celebramos 25 años de Game Boy: ¿es el cacharro más resistente del mundo?

Ya lo decía alguien por la redacción de la llorada revista Superjuegos Xtreme (nos peronaréis si no acreditamos con exactitud la frase, pero es que tenemos aquellos años sumergidos en una extraña niebla púrpura): "Al holocausto nuclear sobrevivirán las cucarachas y las Game Boys". Más razón que un santo: las nuestras siguen funcionando y eh, hemos sobrevivido a casi una década como freelances. Más holocausto que ese...

Lo comprobamos también cuando estuvimos en Nueva York en la Nintendo Store y vimos una consola que había sobrevivido a un bombardeo en la Guerra del Golfo (y que sigue funcionando con el Tetris a toda mecha). Porque 25 años dan para mucho: la consola lleva cinco lustros a la venta en España, y seguro que en todo ese tiempo las vuestras han visto más de una caída desde alturas horribles y han visto precipitarse sobre ellas demasiados culos de cuñados. Y siguen a tope.

La creación de Gunpei Yokoi cambió la forma de jugar por los restos: aunque ya existían consolas portátiles, su económico precio, resistencia, duración de las baterías y amplísimo catálogo de juegos dejó KO a toda la competencia. Coetánea y casi futura. Otra cuestión es que a nosotros nos guste aún más la Game Boy Advance, pero dejamos esa discusión para otro momento.

Hoy, para celebrar el aniversario, os traemos este demencial vídeo de las legendarias Batallas de Desperfectos de la revista Wired. Para probar su mítica resistencia, someten a una inocente Game Boy a una caída desde altura normal, desde un tercer piso y finalmente, la someten a un mazao con una maza que le da un pequeño toque de atención a la consolita. Todo ello con cámaras superlentas, porque qué queremos en la vida si no es algo de espectáculo.

Artículos Promocionados

Loading...

Publicidad