Cómo Masacre pasó su Halloween: un nuevo viral del mercenario bocazas

Ryan Reynolds atraviesa el mejor momento de su carrera tras encadenar muy buenas interpretaciones en películas notables. Pero desde hace unos meses sólo piensa en el party rocking, algo completamente lícito si lo haces vestido como Masacre.

No queda nada para que llegue febrero, el mes de San Valentín y las cosas rojas. Corazones, lencería… Deadpool (AKA Masacre) es una de las cosas rojas más chulas que han salido de la casa de las ideas. Su adaptación llega fuera de los estudios Marvel, algo que a Wade Wilson le preocupa después del batacazo de 4 Fantásticos (Fantastic Four, Josh Trank, 2015), un tremendo accidente de Fox, casa encargada de producir las aventuras fílmicas del mercernario bocazas.

Como viene siendo habitual, cada aparición del personaje hace que suba el pan, y en su vídeo sobre cómo pasó Halloween, Reynolds/Deadpool se lo pasa en grande reclutando a una Patrulla X en miniatura. Tras preguntar a los peques cuántos han matado a alguien, empiezan los motes marca de la casa. Para Cíclope hay un Ray Bans y un Stevie Wonder, para Mística insinua a un duende que ha tenido relaciones con un dibujante de animación… hay para todos.

Y los críos están enormes, poniendo caras y no tomando en serio las gañanadas que el rojo suelta por esa bocaza y sugiriendo que probablemente esté bebido. Mención especial, atención padres, al momento en que entrega un cuchillo a baby-Mística antes de balancear a la pequeña en un columpio. Y culmina con un recadito que acompaña a la foto en la cuenta de Instagram del actor, aconsejando a Fox que deje de cambiar las líneas temporales de sus sagas porque confunden al espectador. Apostaría una cena a que hay algún hombre de traje en los estudios de la casa al que todas estas bromas no le hacen maldita la gracia.

 

Publicidad