#CondomChallenge: ¿puedes superar el desafío del condón con agua?

Internet sigue dándonos oportunidades para hacer el ridículo con los amigos: convence a alguien para que deje caer sobre tu cabeza una ‘goma’ llena de agua, y podrás unirte a este selecto club.

Generalmente, cuando un niño descubre por primera vez un preservativo su primera reacción es preguntarse qué demonios es eso. La segunda, darle al artilugio su uso más evidente: llenarlo de agua para descubrir cuánto resiste sin explotar o para arrojárselo a la cabeza a algún compañero desprevenido. Ahora bien, ¿qué ocurre si combinamos todo esto con las ganas de dar la nota de un adolescente, y con las posibilidades para amplificarla que da internet? Pues nada menos que una cosa llamada #CondomChallenge. La cual, si hemos de creer a The Independent, ahora hace furor entre la chavalada anglosajona.

Para llevar a cabo el desafío hacen falta dos personas, una ‘goma’ y un lugar que podamos empapar sin consecuencias demasiado graves. Reunidos estos elementos, el participante A hace caer sobre la cabeza del participante B el preservativo. Entonces, las propiedades físicas del látex hacen su efecto y la cabeza de B queda atrapada en una especie de burbuja irrompible, mientras B se parte de risa.

Claro que la cosa también puede fallar estrepitosamente…

Según nuestra fuente, esta moda comenzó con un post de dos chavalotes asiáticos, cuyo vídeo correspondiente puedes ver arriba. Su objetivo: demostrar que, si un condón puede expandirse para acoger una cabeza humana, también puede hacerlo para envolver otras partes de la anatomía masculina. Actualmente, se ha convertido en un sucesor de pleno derecho del famoso Ice Bucket Challenge, sólo que sin celebridades que se apunten a ello (por ahora). La cuenta ‘oficial’ en Twitter del desafío suma ahora más de 36.000 seguidores. A lo cual cabe añadir los inevitables clones, algunos de ellos con forma de huevo: vosotros nos entendéis.

Por nuestra parte, sólo podemos agradecer que la Red de Redes nos proporcione una nueva forma más de hacer el ridículo con los amigos. Ojo, eso sí, porque según el Daily News una práctica irresponsable del mismo podría dar lugar a un posible riesgo de asfixia. Por si las moscas, presta atención, y no dejes que el látex relleno de agua aprisione tu sesera durante más de siete segundos. Y lleva cuidado cuando friegues después…

Publicidad