El cortometraje de Carpanta que seguro que no has visto

No se han hecho muchas adaptaciones audiovisuales de los personajes de la editorial Bruguera. Por eso nos parece interesante darle visibilidad a un cortometraje basado en Carpanta, aunque sea una producción con unas características capaces de dejar perplejo al más encallecido de los fans de Escobar. Y eso que en CANINO hay más de un fan de la película en la que salía Mary Santpere.

TVE produjo en 1960 una serie de trece capítulos con actores reales basada en Carpanta. A saber qué ha sido de las cintas donde se grabó. Veinte años después otro actor interpretó al mismo personaje en un corto escrito y dirigido por Tino Calabuig.

Tino Calabuig (Colmenar de Oreja, 1939) es un director de cine con un gran compromiso político. Formó parte de Colectivo de Cine de Madrid que entre 1974 y 1977 rodó en la clandestinidad la oposición contra el régimen de Franco. También ha co-dirigido La ciudad es nuestra (1975), un documental en el que muestra la actividad de diferentes movimientos vecinales durante 1974, en el Pozo del Tío Raimundo, Orcasitas y el barrio del Pilar, sus luchas contra los desalojos, la conquista de servicios sociales y los centros culturales autogestionados.

Su corto de Carpanta tira por otro lado, hacia la fantasía onírica en los años del destape. La frustración sexual de este vagabundo es algo sobre lo que Escobar ya había hecho algún comentario: «Si Charlot fracasó siempre en la búsqueda del amor, Carpanta, más prosaico, fracasa en el mismo propósito en cuanto a la comida«.

La voz del narrador no se entiende del todo bien. Parece que dice lo siguiente: «Carpanta fue un hombre frustrado. Nació en España y vivió los amargos años de la escasez y la miseria. No tuvo ningún placer. Dijo creer tenerlo al no permitirse disfrutar, sólo durante muy poquito, del sabor de un buen pollo asado, o quizá, ¿por qué no, Dios mío?, del placer maravilloso de sentir un cuerpo hermoso de mujer a su lado. Ni siquiera en sus sueños«. Este es el resultado de la entrada en esos sueños.

¿Te ha gustado este artículo? Puedes colaborar con Canino en nuestro Patreon. Ayúdanos a seguir creciendo.

Publicidad