[Crítica] – ‘Bayonetta 2’ (BSO) – Mitología del eco.

Del primer título protagonizado por la bruja de piernas eternas recordamos los arreglos orientales del leitmotiv Fly Me To The Moon y la ferocidad de los ángeles, pero el gran añadido de Bayonetta 2 es, además, una clave dentro del apartado sonoro: ahora los demonios también son enemigos.

Hope not ever to see Heaven. I have come to lead you to the
other shore; into eternal darkness; into fire and into ice.”
Dante Alighieri, Inferno

Una categoría completamente nueva de adversario al que dotar de un diseño mucho más mecánico y de voz, o más bien gruñidos, que provienen de un lugar en el que los tormentos no pueden ser conmutados. En esta dualidad entre luz y oscuridad, la necesidad de elevar la sensación de divinidad utilizando todas las herramientas disponibles, más evidentes en el diseño de personajes y más desapercibidas en lo sonoro, me ha llevado a obsesionarme con un efecto de sonido protagonista en los dos Bayonetta: la reverberación. Los ecos del tiempo.

El eco tiene dos historias que coexisten en un mismo espacio: la mitológica y la científica. Para ilustrar las múltiples resonancias que convergen en los ecos, los griegos inventaron la historia de Eco, la ninfa que ayudó a Zeus en una de sus conquistas. Hera se enteró y la castigó, haciendo que le resultara imposible articular nada salvo las últimas palabras que alguien le acabara de decir. Poco después, Eco se enamoró de Narciso, cuya obsesión consigo mismo hizo que ella languideciera hasta que solamente quedó su voz. En otra versión menos conocida de este mito, es Pan el que se enamora de Eco, pero ella rechaza sus ofrecimientos amorosos y Pan, dios de los pastores y de la delicadeza, la corta en pedazos y entierra todo su ser excepto la voz. Pero Eco es una insurgente. Pese a las restricciones divinas que se le imponen, ella consigue subvertir el mandato de los dioses. Su voz tiene vida. Posee una cualidad que no está presente.

https://www.youtube.com/watch?v=S4y4s30lPGU

De esta manera Eco asume el rol de mensajera de la divinidad, provista de sandalias aladas, bote de Nutella en mano y descendiendo sobre la humanidad afortunada. Según los mitos, el eco es el reflejo del aliento divino de Dios en nosotros los humanos, y si cerramos los oídos a la voz Divina, nos convertimos en criaturas terrenales, débiles e indignas. No es accidental que los coros que cantan salmos casi siempre se graben con abundante reverberación. La divinidad parece definida por el eco. Da igual que sean los niños cantores de Viena o un grupo de monjes que habita la estantería de una gasolinera junto a Camela: lo sagrado siempre parece habitar en lo hueco. El eco, a la vez que implica un espacio enorme, también lo define, lo limita y hasta lo habita de forma temporal. Y en las criaturas y escenarios extravagantes de Bayonetta, acojona.

Además de la recurrencia, la revisión y la referencia simbólica, los ecos también revelan vacío. Como los objetos amortiguan el reflejo acústico, solamente los lugares vacíos pueden crear ecos provistos de una claridad prolongada. El retraso y la repetición fragmentada crean la sensación de que hay alguien más habitando un lugar necesariamente desierto. Resulta extraño que algo tan asombroso y ajeno a nosotros mismos, incluso fantasmagórico, pueda al mismo tiempo proporcionar un poderoso consuelo: la garantía de que pese a que es imaginario y en el mejor de los casos un simple producto de la pared, ahí fuera sigue habiendo algo, algo que nos ayuda a posicionarnos frente a la nada.

bayonetta4

Los espacios cerrados aumentan de forma natural la presión del sonido y elevan la frecuencia, y los Bayonetta están plagados de catedrales y escenarios de grandeza arquitectónica. Pero no solo eso: cada jefe final y muchas de las criaturas celestiales o demoníacas producen eco incluso en espacios abiertos. Según el mito, el eco es objeto de añoranza; según la física, es objeto de la distancia y la reflexión; y según la emoción y la razón, ambas afirmaciones nos sirven. Bayonetta 2 se pasa por el forro la física (al igual que otras cuantas ciencias) y se instala en la mitología, donde brilla su hercúlea figura de videojuego pasado de rosca. Y a medida que nos adentramos y aceptamos su universo de ecos divinos, idas de olla y seres improbables, parece más y más cierto que Bayonetta es incluso más divertido y descabellado que la Biblia, y su protagonista tiene menos barba. [pullquote align=»right» cite=»» link=»» color=»» class=»» size=»»]Además de la recurrencia, la revisión y la referencia simbólica, los ecos también revelan vacío.[/pullquote]

Masami Ueda, el compositor principal de los dos Bayonetta, contaba en el blog de Platinum Games lo fácil que resulta crear el sonido de un arma que se dispara, pero la percepción que cada persona tiene de un sonido angelical o demoníaco es completamente diferente. Los sonidos de los espíritus celestes son más pesados y majestuosos, y los malignos más animales, furiosos y ágiles. En su bajada a los infiernos, Bayonetta se enfrenta a demonios que antes podía controlar, a bestias que solían luchar a su lado contra el Paraíso, y ese giro de guión también se hace evidente en las melodías de Ueda: de Fly Me To The Moon pasamos a Moon River (que le gusta a un nipón adaptar éxitos occidentales a su universo), que tiene un punto más nostálgico y enmarca su relación con Jeanne y Loki y, por otro lado, describe a una Humanidad con derecho a la libertad.

El mejor punto del sonido de los Bayonetta es que es muy desvergonzado, como no podía ser de otra forma. Excesivamente alto, aparatoso y desorbitado, pero al igual que prioriza sin tapujos sus combates por encima de la historia, también es capaz de construir un apartado sonoro que no se avergüenza de su naturaleza excéntrica, tan digna como la banda sonora más orquestal y elegante. Qué apetecible es la vida en Inferno, donde no haría falta pedir los filetes bien hechos y donde una podría exigir sus tacones-pistola para Reyes.

bayonetta2

Publicidad

'Bayonetta 2' - BSO

Año: 2014
El infierno tiene un sonido diferente para cada persona; 'Bayonetta 2' lo investiga a base de texturas sonoras.
Artista: Compositor: Masami Ueda
Sello: Platinum Games