[Crítica] ‘Mens sana in corpore ni tan mal’ – Tu patata cree que no te ocurre nada malo

Ana Belén Rivero, una de las mujeres dibujantes más adictas a las croquetas de nuestro país, acaba de lanzar al mercado su nuevo libro, Mens sana in corpore ni tan mal, en el que propone una reflexión sobre el desmedido culto al cuerpo que impera en la actualidad, defendiendo la salud mental por encima de un cuerpo de infarto, que con tanto runner y tanto crossfit al final a alguno se le va a agotar el corazón.

Como bien es sabido, los romanos, tontos, lo que se dice tontos, no debieron de ser. Además de darnos el acueducto, el alcantarillado, las carreteras, la irrigación, la sanidad, la enseñanza, el vino y los baños públicos, también nos dejaron la famosa cita, extraída de las Sátiras de Juvenal, “mens sana in corpore sano”. Una frase que en su momento era tomada como una burla y que hoy en día aún sigue siendo vilipendiada por autoras como la que nos ocupa.

Sin quitarse ni siquiera el pijama, Ana Belén se sube al carro del movimiento de moda, el body positive o reivindicación de la diversidad de los cuerpos, pero desde la distancia que le da saber que ella no usa su Instagram para compartir fotos de las verduras que se come o los vestidos que se pone.

mens-sana-1

En su segundo libro, esta autora granadina (a quien quizás también conozcáis por ser la impulsora del día internacional de los GIFs de Nicolas Cage) consigue recoger, ordenar y exponer la historia de por qué nos tenéis que dejar en paz a todas las mujeres (y también a los hombres), que lleváis siglos diciéndonos cómo debemos ser, qué debemos vestir, cuánto deben de medir nuestras cinturas y a qué gimnasio nos tenemos que apuntar, toda ello bien razonado y, sobre todo, dibujado y a través del filtro del humor. Eso sí, para no alimentar las llamas del averno de los haters y trolls de internet lo deja claro desde la primera página de su libro: “cuando es por salud, ningún esfuerzo es vano. Pero el problema radica en que, casi siempre, nos metemos en estos fregaos por estética, por perseguir un ideal (culturalmente impuesto) que cada vez se torna más irreal e inalcanzable”.

Acompañado por una superwoman y un superman, el lector podrá recorrer el camino de nuestra eterna frustración producida por la imposibilidad de amoldarnos a unos cánones prácticamente imposibles y sacar sus propias conclusiones, con la esperanza de que llegue a aplicarse el cuento.

mens-sana-3

Si todos sabemos que los pelos del sobaco siempre vuelven a crecer, que las caderas se ensanchan, que las tetas se caen, que ser calvo es una probabilidad y que el famoso kale sabe a mierda, ¿por qué nos seguimos dejando engañar y nos dejamos la piel, el dinero y la paciencia probando millones de técnicas y productos que ni nos gustan ni nos hacen sentir mejor y a veces ponen en riesgo nuestra salud?

Ana Belén Rivero logra con este ensayo ilustrado (que su trabajo le ha costado, sus fans casi se vuelven locos de la impaciencia) dar con la clave de la conspiración de la talla 38 y propone hacer más caso a nuestra patata que a todos los anuncios que vemos en televisión. Pero, sobre todo, reírnos al vernos reflejados en todas las ya de por sí ridículas trampas que nos han puesto para hacernos creer que no somos lo suficientemente buenos. Quizás no lo seamos, pero tampoco estamos tan mal.

¿Te ha gustado este artículo? Puedes colaborar con Canino en nuestro Patreon. Ayúdanos a seguir creciendo.

Artículos Promocionados

Loading...

Publicidad

Suscríbete a nuestra newsletter semanal
Novedades y contenido inédito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mens sana in corpore ni tan mal

Año: 2017
Una reflexión sobre el desmedido culto al cuerpo que impera en la actualidad que defiende la salud mental por encima de un cuerpo de infarto
Autor: Ana Belén Rivero