Culetes Pokémon: el merchandising idiota que siempre deseaste

No nos preguntes por la razón: nosotros tampoco nos lo explicamos. Hip Pop! Parade, la última línea de merchandising Pokémon, te permite tener en tus manos los pompis de Piplup, Buzel y Pikachu, entre otros monstruos de bolsillo.

Hoy hemos amanecido jugueteros en CANINO: qué le vamos a hacer. Tras haber temblado escribiendo acerca del osito Oslo, el heraldo del nuevo apocalípsis cibernético de peluche, ahora nos toca informarte acerca de otro producto menos terrorífico y más, cómo decirlo… ¿inapropiado? ¿Delirante? ¿Extremo? Bueno, dejémoslo en «japonés». Se trata del enésimo ejemplo de merchandising de una franquicia multimillonaria, cuyo encanto se resiste a los relevos generacionales,  que según io9 podrá adquirirse en el país del ramen a partir del 10 de octubre (pero que también estará disponible en Estados Unidos dentro de no mucho) y que básicamente consiste en culos de Pokémon. De peluche, claro.

Hip Pop! Parade, que así se llama la colección, se ha ganado desde ya el título de «Producto de Márketing Más Tonto, edición 2015». Y consiste, como puedes adivinar, en coquetas piezas de peluche con la forma de los traseros de otros tantos monstruos de bolsillo. Concretamente son Piplup, Growlithe, Swablu, Buzel, Azumarill y el inevitable Pikachu las criaturas cuyos glúteos mayores han sufrido este peculiar tratamiento. La línea se completa con sendas piezas de lencería unisex inspiradas en el bichito amarillo y eléctrico, mediante las cuales podrás pikachizar tus momentos íntimos, pero (aunque la perspectiva de un bigardo con calzoncillos amarillos exclamando «¡Pika, pika!» antes de subir al tálamo inquiete lo suyo) lo que más preguntas nos plantea son los culetes en sí. ¿Quién los comprará? ¿Qué usos se les dará? ¿En qué tallas estarán disponibles?

Mejor dejamos de pensar en cosas raras, que eso a la larga cuesta caro. Dejémoslo en que abajo puedes encontrar imágenes de las piezas de coleccionista en sí, además de los calzoncillos y las braguitas. Repetimos: estas cosas existen. Y nosotros ya les estamos haciendo hueco en nuestras colecciones de merchandising idiota, faltaría más.

Publicidad