Danger Mouse, el ratón espía, se actualiza en Netflix

Uno de los personajes menos conocidos del mundo de la animación regresa a Netflix la próxima semana. Danger Mouse (no confundir con el productor de The Black Keys) resucita en la plataforma VOD con un lavado de cara que puede sentar muy bien al roedor tuerto creado por Brian Cosgrove y Mark Hall.

Creado en 1981, Danger Mouse se inspiraba en el Danger Man de Patrick McGoohan en Cita con la muerte (1964-1966), fue la primera serie británica emitida en Nickelodeon y según Channel 4, la tercera serie infantil más importante, solo por detrás de Los Simpsons y The Muppet Show, curiosamente dos programas que son infantiles pero no. Entre 1981 y 1992 se emitieron diez temporadas, 161 episodios de entre 5 y 25 minutos de una serie que salía bastante cara y que encontró en los trucos de situar episodios en el Polo Norte (todo blanco) o en la total oscuridad un curioso método de ahorro.

Danger Mouse llegó a nuestro país bajo el nombre de James Ratón, Agente 000 en las páginas de la revista Zipi Zape o Ratón Peligroso en un recopilatorio de VHS. Telecinco recuperaría la serie a principios de los noventa bajo el título Ratón Mola. Telecinco ya hacía de las suyas antes de que muchos de nuestros lectores nacieran.

Ahora, más de veinte años después, Danger Mouse se prepara para conquistar a pequeños y mayores en Netflix, donde se presenta llena de luz, color, los clásicos fondos estáticos y digitales que tanto gustan a los niños del futuro y con Stephen Fry como Colonel K.

Y aquí el clásico, para que comparéis tranquilamente

Gracias al compañero Jónatan Sark por la ayuda con la información sobre las emisiones de la serie.

Publicidad