De ‘El cuarto mundo’ a ‘Nimona’: 2017 en 10 comics

[Cada fin de año, en CANINO escogemos lo que más nos ha gustado de los doce meses que se van. Sabemos que es un recurso un poco perezoso, pero lo cierto es que supone una oportunidad ideal para reencontrarse con discos, películas, series, libros, videojuegos o comics que pueden haber pasado desapercibidos o que merecen un recuerdo. Nuestro sistema no es completista ni remotamente definitivo: pedimos a nuestros colaboradores y a unos cuantos amigos que escojan entre sus favoritos, y ya está. Ni listas exhaustivas, ni tops. Simplemente, recordamos algunos de nuestros artefactos pop favoritos de 2017. Hoy, viñetas: los mejores comics de 2017.]

Nuestros mejores del año (hasta hoy)



Fire! La historia de Zora Neale Hurston (Peter Bagge)

Tras La mujer rebelde (2013), su muy exitosa biografía de Margaret Sanger, el autor de Odio (1990-1998) regresa a su actual proyecto de trilogía sobre figuras históricas de la historia de los Estados Unidos no demasiado conocidas y cuyas vidas son ejemplos de coraje y tozudismo contra las cadenas establecidas. Figuras femeninas insólitas, como esta Zora Neale Hurston (1891-1960) a cuya situación marginal por su género se le sumaba el problema del racismo y segregación de su país. Sus logros quizá no son tan llamativos como los de Sanger, pero su historia y su personalidad son pura inspiración y Bagge sabe llevarlo con su naturalidad característica, logrando que el dibujo cree el anecdotario por sí mismo. De nuevo, la lectura conjunta con las notas de final del libro ofrece información tan absorbente como el propio cómic, y dan una idea del mastodóntico trabajo de documentación que realiza el dibujante de Seattle cada vez que se embarca en un nuevo tomo. Jorge Loser

Giant Days (John Allison, Lissa Treiman, Whitney Cogar)

Estamos en unos años en los que el cómic como medio parece que se ha avejentado. A un lado reediciones para nostálgicos (o gente interesada en la historia del cómic, como servidor), y al otro novedades dibujadas y editadas para los señores de la casa. Tebeos que se leen reclinado en un sillón de orejas, no tumbado en el suelo del salón. Y, de pronto, Giant days. Una serie regular atípica, que trata de tres amigas universitarias y sus cosas. No le ha hecho falta ninguna adaptación al cine ni promoción en los periódicos para convertirse en un éxito de ventas inesperado, con ser una colección moderna, juvenil y desenfadada ha sido suficiente. Pablo Vicente

The Wicked + The Divine (Kieron Gillen y Jamie McKelvie)

Mucho ha llovido desde que Neil Gaiman inventó uno de los subgéneros más populares de la fantasía moderna, el de los dioses que viven entre nosotros. Y no me estoy refiriendo a 2001, año de publicación de la ahora enormemente popular American Gods, sino al pasado mítico que conocemos como los años noventa del siglo pasado. O sea, estoy hablando de Sandman. Desde entonces, los dioses y otras criaturas míticas han pululado por las páginas de cómics y novelas desempeñando los más variados trabajos y ocupaciones: detectives (muchos), abogados, empresarios nocturnos, agentes de bolsa… podría parecer que ya no queda nada que decir sobre la vida cotidiana de las divinidades, hasta que llegaron Kieron Gillem y Jamie McKelvie.

En The Wicked + The Divine, los dioses vienen a este mundo a ser estrellas de la música, atrapados por la fatalidad de una misteriosa profecía que los obliga a vivir rápido, morir jóvenes y dejar bonitos cadáveres para la adoración de sus fieles. Suculenta golosina repleta de memorables one liners y colorines pop, la serie lleva dos volúmenes editados en España (El acto fáustico y Fandemonium) y cinco en USA, así que aún nos dará muchas satisfacciones. Félix García

La pequeña forastera: Siúil a Rún(Nagabe)

En el año en que por fin se ha empezado a publicar JoJo’s Bizarre Adventure elegimos un pequeño manga aún poco conocido. Pero esto tiene una razón de ser. La pequeña forastera: Siúil a Rún es una historia preciosa, cargada de melancolía, sobre un mundo separado en dos partes: el reino de los humanos y el mundo exterior. La tierra de los malditos. Y entre medio, una niña humana y un maldito cruzan sus caminos y la ternura se apodera del relato sin negar la problemática de fondo. Una genial vuelta de tuerca a la tendencia actual del manga de “hombre adulto se encuentra de repente cuidando de niño”, llevada a lugares de una lírica arrebatadora. Álvaro Arbonés

Biblioteca Wonder Woman

Es de agradecer que una superheroína como Wonder Woman haya sido tomada, por fin, en serio; al menos, en lo que a su edición se refiere, y no solo en lo que respecta a su colección regular, también desde la voluntad de recuperar etapas que no llegaron a editarse completamente en nuestro país, como la que llevó a cabo John Byrne en los noventa. Un año después de que Wonder Woman haya cumplido 75 años, y con la película firmada por Patty Jenkins y protagonizada por Gal Gadot como amplificador, las aventuras de Diana de Themyscira desde George Pérez hasta nuestros días parecen estar más presentes que hace apenas dos años. Nos queda cruzar los dedos para ver editada por estos lares su primera etapa, la firmada por William Moulton Marston y HG Peter. Elisa McCausland

El Cuarto Mundo de Jack Kirby (ECC)

No todo van a ser reediciones de sagas actuales. Siguiendo la estela de publicar material clásico, ya que a Panini y SD les va tan bien en sus Marvel Limited Edition, ECC se atrevió a publicar el Cuarto Mundo de Jack Kirby en el centenario de su nacimiento. Viendo la pleitesía que autores como Grant Morrison le dedican a menudo (buena suerte entendiendo parte de Crisis Final sin haber leído antes esto), se trata de un movimiento que hacía falta.

Claro que Kirby, aunque fascinante, compone un material denso, tan lleno de ideas que hasta él mismo pasa a nuevos hilos argumentales cuando se aburre, más que cuando se lo pide la historia que cuenta. Cada tomo publicado vale tres y se lee como si fueran cuatro; el viaje en el que te mete no se puede replicar. Por eso, vaya, le llamaban El Rey. Adrián Álvarez

Valerosas vol 1 y 2: Mujeres que solo hacen lo que ellas quieren (Pénélope Bagbieu)

En un año tan duro en lo lector como el que ha sido para mí, los cómics han sido rayos de luz que iluminaban este camino. Tengo que dar mucho las gracias a Kelly Sue DeConnick, Willow Wilson o Noelle Stevenson por sus historias pero no me queda más remedio que elegir a Bagbieu como mi cómic favorito tanto por contenido como por la impecable edición de Dibbuks.

Se trata de treinta retratos de mujeres que tuvieron que afrontar situaciones adversas en su vida y que lucharon por superarlas a pesar de las dificultades. Lo mejor de todo es que la selección se sale de lo habitual: la mayoría son casos poco conocidos y, además, sus procedencias, profesiones, razas, etc son tremendamente eclécticas (sobre todo en el primer volumen), yendo desde una emperatriz china hasta una ginecóloga griega. Componen un crisol variadísimo de biografías a cuál más interesante. El dibujo es fabuloso, a modo de cómic mientras cuenta la vida de cada una de ellas y finalizando cada relato vital con una splash page espectacular. Si le sumamos una edición cuidadísima como de la que hace gala Dibbuks, estamos ante una obra imprescindible que, afortunadamante, es muy susceptible de ser releída en el futuro. Mariano Hortal

Nimona (Noelle Stevenson)

Tras el exitazo del año pasado de Leñadoras era lógico que los lectores reclamásemos que llegara a España el famoso webcómic que parecía haberlo puesto todo en marcha. Una serie de problemas de derechos parecía mantenerlo lejos y cerca a la vez. Hasta que al final ha llegado aquí. La edición mexicana, vale, pero ha llegado. Así que ya podemos disfrutar de esta obra sobre la ayudante de un malvado malvadísimo siempre en lucha contra el clásico héroe… salvo que, quizá, ni todo sea tan blanco y negro, incluyendo el aparente contexto cliché. Lo que facilita, además, que no se haga en absoluto extraña la traducción. Jónatan Rubio

Arsène Schrauwen (Olivier Schrauwen)

Tras la publicación del tercer y último volumen, Fulgencio Pimentel ha reunido en un solo tomo esta obra fundamental del autor belga Olivier Schrauwen, quien, partiendo de la historia de su abuelo, ha creado un relato delirante en el que el mito se mezcla con la realidad hasta el punto de que nos da igual, incluso, si realmente Olivier tuvo un abuelo llamado Arsène que viajara al Congo Belga en busca de fortuna. El África colonial se convierte en un territorio mágico, desconocido para un Arsène que va descubriendo el mundo con la sorpresa de un niño, en un proceso descrito a través del puro lenguaje visual por el autor. A través de un dibujo libre, que experimenta cuando debe hacerlo, Olivier Schrauwen configura una nueva forma de aproximarse a la biografía, basada en la subjetividad absoluta: todo lo vemos filtrado por los ojos de Arsène… pero también por las manos de Olivier. El resultado es uno de los cómics más deslumbrantes que he leído en los últimos años, pero también una historia llena de humor, amor, sexo y misterio. Algo nuevo y diferente a todo lo demás. Gerardo Vilches

100 años de TBO (Antoni Guiral)

Ya sé que da un poco de cosica citar un clásico (¡de hace un siglo nada menos!) como must del año, pero primero, la edición es impecable, un trabajo de arqueología tebeíl con la excusa del interés mediático por la espectacular onomástica. Ojalá más excusas como esa y más estudios de esta envergadura, tan completa y sensata en lo analítico como profusa en la documentación gráfica, proveída por Lluis Giralt, uno de los coleccionistas de TBO más importantes de España.

Y segundo, necesitamos más obras así, y todo lo que se las visibilice no está de más. Necesitamos monográficos sobre el tebeo (en minúscula y en genérico) español, escarbar en los archivos de Bruguera, de Editorial Valenciana, de tantas empresas menores de nuestro pasado remoto o reciente (como para meterse a desbrozar los tebeos de la Transición y el underground de la primera mitad de los noventa). Y sacarlo a la luz a golpe de tomos como este (o casi), que estén a la altura de su brillante contenido. No siempre será posible, porque el TBO es el TBO, pero esta espléndida iniciativa de Ediciones B (que se ha visto continuada con monográficos, por ejemplo, sobre Los Inventos del TBO) debería tener imitadores cuando estemos celebrando el 101 aniversario. John Tones

¿Te ha gustado este artículo? Puedes colaborar con Canino en nuestro Patreon. Ayúdanos a seguir creciendo.

Artículos Promocionados

Loading...

Publicidad