De Los Punsetes a Jlin – 2017 en 9 discos

[Cada fin de año, en CANINO escogemos lo que más nos ha gustado de los doce meses que se van. Sabemos que es un recurso un poco perezoso, pero lo cierto es que supone una oportunidad ideal para reencontrarse con discos, películas, series, libros, videojuegos o comics que pueden haber pasado desapercibidos o que merecen un recuerdo. Nuestro sistema no es completista ni remotamente definitivo: pedimos a nuestros colaboradores y a unos cuantos amigos que escojan entre sus favoritos, y ya está. Ni listas exhaustivas, ni tops. Simplemente, recordamos algunos de nuestros artefactos pop favoritos de 2017. Empezamos por los discos]

Nuestros mejores del año (hasta hoy)





Blink-182 – California (Deluxe Edition)


Aunque el disco que le da nombre, California, en realidad es del 2016, la reedición de este año es algo especial. Es decir, no es la típica jugada comercial en la que se le cambia la portada de color y se le añaden dos temas extra más un acústico y un directo en Japón. En realidad, lo que los reyes del punk-pop han hecho este año es sacar un nuevo disco entero y verdadero, con todos los descartes de la grabación del anterior y otros seis o siete temas. Es decir, otros cuarenta minutos con 12 canciones tan buenas, o mejores en algunos casos que lo que había en el original. El resultado final, por tanto, es un épico album doble lleno de estribillos pegadizos, producción tremenda y un 101 de cómo se deberían escribir melodías y estructuras en un género infectado por exhibiciones técnicas sin alma. Sea o no sea de tu gusto el estilo o la banda, no se recuerdan movimientos de reedición de un año para otro tan alocados en la historia del rock. Jorge Loser

Wojciech Golczewski – The Signal


Viendo We are still here (2015) ya nos llamó la atención, pero no sería hasta escuchar el alucinante Reality Check el año pasado cuando se confirmaron nuestras sospechas: el polaco Wojciech Golczewski es nuestro compositor de cabecera.

En un año en el que Daniel Hart ha presentado la banda sonora más brillante del año con su música para A Ghost Story, Golczewski, habitual del cine de terror más underground y estéticamente hueco, vuelca todo su talento en la precuela de aquel trabajo, contando a través de cacharritos y melodías ochobiteras inolvidables la triste historia de un cohete solitario a través de su rutina diaria orbitando una estrella enana roja. Son los 29 minutos más inspiradores, emocionantes y primitivos que habrás escuchado en bastante tiempo. El polaco es muy bueno con las sintetizaciones analógicas y las ondas de sonido digitales primigenias. En el espacio nadie puede oír tus lamentos. Kiko Vega

Ryuichi Sakamotoasync

Sakamoto se iba a morir. Un cáncer de garganta lo tuvo fuera de juego un año entero. Más allá de los encargos que le dan de comer, su estudio estaba lleno de ideas, de emociones, y vacío de fuerzas. Se curó y lo hizo como los árboles, con esas secuelas turbulentas, verrugas de corcho que el tiempo acera. async es sentarse al piano a eso de las ocho y cuarto de la mañana, después de regar las plantas, y convertir el llanto en sonata. En su nomenclatura, async es electro ambiental, como lo son Cannibal Corpse en un bar a ciertas horas, ya me entiendes. async es, en definitiva, gestalt, una asincronía en este marullo de corriente continua.

Sakamoto hace 66 años en un par de semanas y este trabajo atesora tanto riesgo que sólo puede leerse como un cántico a la muerte. Por fortuna, hasta en eso parece haber vencido el punk japonés: una vez exorcizada, la sombra eterna sólo puede robarte la memoria. Y quizá sea esa la conclusión, verbalizada a través de los Tarkovsky -el padre, a través de un poema por voz de David Sylvian, y el hijo, en piezas como Solari-: sin memoria, tampoco habrá dolor. Isra

Los Punsetes – ¡Viva!


Que ¡Gol!, la canción que completará el opus 5 de las hermanas, vaya a publicarse en febrero de 2018, me ha resuelto la papeleta de tener que escoger entre el Héroes de Flos Mariae y ¡Viva! como mejor disco del año. Gracias, Dios mío. Porque la última oda de Los Punsetes al amor, la muerte y la flojera es la clase de trabajo que no te importa que toquen casi entero en la correspondiente gira de presentación y, siendo ya el quinto también de una carrera bien sembrada de pepinos, eso equivale a haber entregado una cosecha que de ninguna manera podía quedarse fuera de esta lista. Además nos ha dejado hasta el momento dos videoclips memorables (el de la homónima ¡Viva!, dirigido por Luis Cerveró, y Tu puto grupo, obra de Alberto González Vázquez), una de esas caras B que hacen aún más especiales a los discos especiales (Móvil de Dios, con Genís Segarra de Hidrogenesse al piano), y el cumplimiento de una promesa que no por no haber sido nunca hecha era menos vinculante: por fin se han dejado ir en el tradicional tema largo de cierre, alcanzando los casi 8 minutos, y el resultado es todo lo maravilloso que jamás nos juraron que sería (curiosamente, comparte título con otro temón de Las Novias; ya solo falta que Los Suaves graben un Estrella distante y lo habrán hecho mis tres grupos góticos nacionales favoritos). Recopilando: cero muestras de agotamiento, huevarral de melodías que se pegan a la cara igual que un bebé alien, y estribillos como gif animados, porque sirven de respuesta para todas las cuestiones de la vida. Andrés Abel

Myrkur – Maredidt


En una época como la nuestra, en la que el black metal ha dejado de ser ese género musical que buscaba el rechazo del oyente casual para convertirse en un pigmento más en la paleta de la música contemporánea, es normal que surjan proyectos con mayor o menor potencial comercial que mezclen la alquimia de los blast beats y los gañidos con las más variadas especias, léase el postpunk, la electrónica o, como es el caso que nos ocupa, el folk. En dichas circunstancias, también es normal que algunos de estos proyectos provoquen las iras de los puristas, sobre todo si a su frente se encuentra una mujer como Amalie Brumm. Nada peor que prestar oídos a las voces de las cavernas de internet; lo que sí deberíamos escuchar, y escuchar con calma, es este nuevo trabajo de Myrkur, donde se logra un equilibrio casi perfecto entre los sonidos y sensibilidades folk y el impulso metalero y en el que la voz de su carismática frontwoman anda como Don Juan Tenorio, subiendo a los palacios de los registros más serenos y angelicales y bajando a las cabañas de las vocalizaciones más rabiosas y endemoniadas. Félix García

té – Kai


Cinco años han pasado desde su anterior referencia, el extremo Therefore, The Illusion Of Density Breach, The Tottering World “Forget” Tomorrow. Y con Kai, además de limitar su gusto por los títulos elípticos a las canciones, han demostrado que esos cinco años no han sido en balde. Con un sonido muy depurado, se han convertido en el epítome de una peculiar fusión de hardcore, post-rock y math rock autóctona de Japón. Un estilo violento, pero con tintes atmosféricos y un virtuosismo bien entendido, que convierten a su música en algo único y espectacular. Pues si bien no estarán en ninguna lista de lo mejor del año lógicamente, no son anglosajones-, Kai es un disco que condensa una belleza extraña y esquiva: aquella que, sin pretender contentar a su público, consigue brillar con luz propia. Álvaro Arbonés

Kaleida – Tear the Roots

En la banda sonora de la película John Wick (2014), el respetable pudo toparse con Think mientras un Keanu Reeves de vuelta de todo arrrasaba un hotel repleto de asesinos. Más recientemente, Charlize Theron repartía bofetones en Atómica (2017) a golpe de versión melancólica de 99 Luftballons. Ambas canciones de película corrían a cargo del dúo inglés Kaleida, responsables de un pop electrónico que tiene en Tear the Roots el más interesante descenso a los infiernos que se pueda proponer en estos tiempos. Christina Wood y Cicely Goulder compilan en su álbum debut los dos temas citados junto a otras nueve propuestas donde la voz de Wood y el teclado de Goulder invitan a una delicada inmersión que, contra pronóstico, se infiltra en la víscera… y no te abandona. Elisa McCausland

Jlin – Black Origami

Sabiendo que esta productora estadounidense estudió Matemáticas es fácil (y útil, y tramposo) imaginarla como amante de los patrones geométricamente perfectos del arte islámico. Sea esto cierto o no, Jerrilynn Patton propone un footwork maduro saturado de metálicos patrones de percusión que se expanden y repliegan con imprevisible armonía y con un sonido que logra que lo industrial, lo tribal africano y lo gamelán se den la mano con naturalidad en su trance oscuro a razón de 160 bpm.

Para el neófito, la intensidad y voracidad de unos Death Grips con un toque grime raro. Para los conocedores, una continuación de la personal propuesta de Dark Energy (2015) pero con mayor sofisticación arquitectónica, asomándose tímidamente a la construcción de un lenguaje propio con raíces semánticas puestas en Steve Reich o, no sé, Autechre. Con Nyakinyua Rise o Carbon 7 (161), por poner dos de los temas más bailables de un disco reiterativo sólo en apariencia, Jlin propone un paso adelante en el subgénero que dejó a medio eclosionar Dj Rashad y que, si de verdad causase un impacto en las pistas, tendría en sus 12 cortes todo lo necesario para revitalizar una escena house algo huérfana de nuevas experiencias rítmicas de hedonismo ordinario. No somos tan optimistas, pero que nos quiten lo pisoteao. Esther Miguel Trula

Biznaga – Sentido del espectáculo

Cuando terminé de asimilar Sentido del espectáculo, la increíble respuesta al también sensacional pero no tan perfecto Centro Dramático Nacional (2014), supe que iba a ser uno de mis indiscutibles discos de 2017. Eso fue la primera semana de 2017. Y aquí estamos.

Es el mejor disco del año: Biznaga, herederos sofisticados del mejor punk español de los ochenta (se detectan trazas muy claras y muy bien digeridas tanto de Eskorbuto como de Desechables, de los primeros Gabinete Caligari y demás coqueteos con la oscuridad) y de los Ilegales más rabiosos, terminan de confirmar que sus arrebatos flamencos están filtrados por la rabia de Toreros After Olé (no hacían falta muchas pruebas después de sus colaboraciones con la mayúscula Juana Chicharro) y en general, facturan algunas de las mejores letras del año. No les importa citar con nombres y apellidos a los críticos del  simulacro en Mediocridad y confort y siguen disparando slogans altamente crípticos, a menudo esotéricos pero tan pertinentes como “A la altura de Gran Vía, epifanías“, “Son la célula invisible / Una red desobediente / De héroes secretos del no” o “Al estilo jacobino: / No hay belleza en lo tibio / Violines y violencia / Es lo que siempre digo“. Con todo, la auténtica obra maestra del disco es Una ciudad cualquiera, oda de amor y odio a Madrid -y, por tanto, a cualquier ciudad- que te hace sentir orgullosamente urbanita y a la vez asqueado de tanto asfalto. Una canción atmosférica y perfecta que no renuncia ni a la urgencia ni al lirismo, porque así es el mejor punk que se está haciendo aquí ahora mismo, el de Biznaga. John Tones

Alex Cameron – Forced Witness

Con Forced Witness, Alex Cameron recupera el personaje de crooner patético que ya había definido en Jumping the Shark, su anterior LP, un perdedor con la peor de las suertes, incapaz de tomar una buena decisión y cuya capacidad para darnos lástima sólo es superada por su talento para dar asco. A ratos es imposible no acordarse del Nick Cave de la época del Dig! Lazarus! Dig! y La Muerte de Bunny Munro. Tirando de texturas AOR y easy listening de los años ochenta, Cameron desmonta en apenas una decena de piezas de tres minutos cierto tipo de canallismo machuno para exhibirlo como lo que es: ridículas y peligrosas actitudes de man-baby que ha pasado demasiadas horas navegando por Xvideos. Esta magnífica exploración de personaje viene acompañada, además, de temazos tan impepinables como Runnin’ Outta Luck, Politics of Love o Candy May y de una serie de extraordinarios videoclips donde la presencia magnética de Cameron termina de dar forma a uno de los álbumes más interesantes del año. Pablo Algaba

¿Te ha gustado este artículo? Puedes colaborar con Canino en nuestro Patreon. Ayúdanos a seguir creciendo.

Artículos Promocionados

Loading...

Publicidad