Descubre los dieciséis niveles de dificultad del piano explicados para n00bs

¿Te gusta la música, pero eres incapaz de entender los entresijos de la complejidad compositiva? No te preocupes, Nahre Sol y y Wired te lo explican en un vídeo apto para no-iniciados.

En toda composición hay siempre asociado cierto nivel de complejidad, incluso cuando no sabemos explicar cómo o por qué. A fin de cuentas, para quien la vive desde fuera, no parece mucho más sencillo tener que hacer uso de dos manos para tocar cuatro teclas diferentes que hacer una serie de arpegios. No cuando, al ver a un pianista tocar, no sabemos siquiera donde mirar; no entendemos qué esta haciendo con ese, a nuestros ojos, imposible juego de manos. Y, en cierto modo, eso viene a solucionar Wired en su vídeo 16 Levels of Piano Composition: Easy to Complex: nuestra incapacidad para leer no la música, sino la técnica detrás de ella.

De la mano de la pianista, compositora y youtuber Nahre Sol, el vídeo nos desmenuza en diez minutos dieciséis posibles niveles de complejidad interpretativa de cualquier composición a piano. Pasando de tocar la melodía con un único dedo en el nivel 1 a hacer una melodía de dos voces con manos en el nivel 8 y, literalmente, combinándolo todo en el 16, Sol pretende demostrarnos una realidad incontestable: que algo sea más complejo no significa que sea mejor. Sólo que el que ha emprendido ese acto tiene una técnica más depurada.

Para demostrarlo, Sol escoge una única canción a la que aplicar esos dieciséis niveles. Una que resultará familiar incluso al menos familiarizado con la música: el cumpleaños feliz. Al hacer eso, al escoger una canción que no sólo es famosa sino también sencilla, nos demuestra una realidad evidente: la canción ya es perfecta alrededor del nivel 4 o 5, haciendo que cada nueva capa de complejidad no haga más que embarullarla. Lo cual nos demuestra ya no que menos sea más, sino que cada creación exige su punto exacto de complejidad. Ese perfecto punto donde se encuentran la intencionalidad del autor y sus capacidades técnicas.

De eso trata en realidad el vídeo. De cómo algo no es mejor por ser más complejo, sino por adecuarse de forma más perfecta a sus intenciones. Una canción popular de celebración no necesita ser compleja, por más que se pueda hacer que lo sea. Y esa es la gran lección que nos enseña entre explicaciones de cómo entender la composición de una canción a piano: que la intención de lo que hacemos es lo que determina cuan complejo es necesario que sea lo que emprendemos.

¿Te ha gustado este artículo? Puedes colaborar con Canino en nuestro Patreon. Ayúdanos a seguir creciendo.

Publicidad