Diana Rigg: «El próximo James Bond debería ser lesbiana»

La actriz de Los Vengadores (la serie) y única mujer capaz de llevarse a 007 al altar está muy de acuerdo con la idea de un James Bond negro, pero la idea de una agente con licencia para matar también le hace tilín... siempre que ésta vaya con chicas.

Cuando Diana Rigg habla de cine de espías, los simples mortales callamos y aprendemos. Aunque las jóvenes generaciones conozcan a esta actriz británica por su papel de Olena Tyrell en Juego de tronos, se trata también de la protagonista de Los Vengadores (no los de Marvel, sino una de las series que nos convirtieron en lo que somos) y también de la única mujer que ha convencido a James Bond para subir al altar (en la infravalorada Al servicio secreto de Su Majestad -1969-). Por eso, ahora que la campaña promocional de Spectre está en su último tramo y que los días de Daniel Craig como 007 llegan a su fin (tal vez prematuro), la revista inglesa Radio Times le ha preguntado quién debería reemplazar a Craig como agente con licencia para matar. Las respuestas de Diana Rigg han causado sorpresa y un justo júbilo.

Para Rigg, la idea de un James Bond negro (¿Idris Elba?) sería «encantadora». Donde se lo piensa dos veces, eso sí, es ante la posibilidad de convertir a 007 en un personaje femenino: «No me gustaría un James Bond mujer, porque perderíamos a las ‘chicas Bond». Claro que esto también admite un matiz: «Pero el nuevo Bond podría ser una chica lesbiana, así que, ¿por qué no?». Aplausos, por favor. Ahora, sólo queda decidir qué actriz debería ponerse el esmóquin, agarrar la Walter PPK y seducir mozas: por las redes se habla ya de Hayley Atwell, Cate Blanchett Helen Page. ¿Alguna sugerencia?

Publicidad