DOOM, DOOM, abre la muralla. Que traemos el trailer.

  El próximo 13 de mayo será viernes. Viernes 13. No se nos ocurre mejor forma de celebrar una fecha como esa que acudir raudo y veloz a por la deseada inmersión de uno de los juegos de nuestra vida en la nueva generación de consolas. Recuerda comprar lejía de camino a casa, porque llega el nuevo DOOM.

Un descenso a los infiernos, eso es lo que promete y lo que tiene que ser un DOOM. En la campaña del reboot no hay coberturas ni capacidad para regenerar la salud, y viendo el avance del tráiler -ya era hora- no parece que vaya a ser un juego que terminemos demasiado rápido. Ya veremos cómo afecta ese detalle a algunas vidas de jugador casi casual que se han inaugurado después del lanzamiento de DOOM 3 en 2004. Esperemos que al menos haya puntos de salvado.

El tráiler destaca por la cantidad insana de derramamiento de sangre del modo campaña para un jugador. Promete un enorme arsenal de armas, destrozos, mutilaciones y fatálitis a los enemigos. Viendo el final, también deja clarito que podemos terminar peor que en Dead Space. Bethesda promete un infierno interactivo de tonos escarlata con una fluidez asombrosa y los pasillos más anchos que hayamos recorrido como marine anti demonios del carajo.

Si todo va como debería, uno de los imprescindibles de la temporada.

¿Te ha gustado este artículo? Puedes colaborar con Canino en nuestro Patreon. Ayúdanos a seguir creciendo.

Publicidad