El trailer del nuevo disco de The Avalanches es, posiblemente, el video-collage definitivo

Es complicado definir a The Avalanches. Sobre el papel, son un grupo de DJs australianos que hacen collages plunderfónicos, es decir, composiciones formadas exclusivamente de fragmentos de otras canciones. Agotadores delirios sonoros que suelen tropezarse con problemas con los propietarios de los derechos de las canciones que emplean.

Su disco de debut, Since I left yousalió en el año 2000 y en aquellos tiempos pre-Internet-somos-todos, el impacto de semejante artefacto sónico fue considerable. A base de rastrojos de audio que iban desde hits como el Holiday de Madonna a audios ignotos de vídeos educativos de los años cincuenta, los Avalanches componían un tapiz de textura insólita que, además, obedecía a un concepto narrativo que impedía una continuación: Since I left you contaba una historia y era un disco conceptual.

El disco se vio acompañado de vídeos absolutamente míticos, como el de Frontier Psychiatrist, que daba un paso más allá en la textura del collage, haciendo que actores recitaran en afectado playback sobre los sampleados.

El segundo videoclip de Since I left you, para una canción titulada como el disco, es algo más convencional (aunque, recordemos, todo esto sucedía en tiempos previos a Youtube y los memes), pero no debe despistarnos del prodigio piramidal de sampleados que propone el tema, posiblemente el disparate discosoul más agotador jamás concebido.

Dieciséis años después, llega la continuación de Since I left you, titulada Wildflower. Por supuesto (¡ya existe Internet, primero nos quejamos y luego ya veremos!), lo primero que se ha dicho de este nuevo trabajo es que no ha obtenido el consenso crítico del primero, que en muchos medios fue considerado, en su momento, mejor disco del año. Es fácil ver por qué: pese a trallazos de la envergadura de este monumental Frankie Sinatra, single de adelanto de Wildflower

… es fácil comprobar que Wildflower es, esencialmente, un disco de rock, hip-hop (¡y calipso!) atrincherado tras una muralla de samples. En Frankie Sinatra, por ejemplo, el infeccioso estribillo es de Wilmoth Houdini, pero el resto del tema cuenta con la participación de los raperos Danny Brown y MF Doom. Y así todo el disco: aunque los Avalanches siguen siendo únicos para levantar canciones a golpe de sampler inesperado, ya no se trata de una obra catedralicia, sino de un divertimento más o menos efectivo según la afinidad que se tenga con ellos.

Sin embargo, Wildflower nos ha proporcionado un bellísimo e inesperado regalo en forma de sampler, un vídeo que emplea fragmentos de todo el disco y que ya empieza a ser complicado localizar en Internet debido a su múltiple y jocosa violación de todos los copyrights habidos y por haber. Bajo el título The Was, y elaborado por el dúo de videoartistas australianos Soda_Jerk, se trata de un collage audiovisual de 14 minutos que embute en un todo con sentido imágenes en movimiento de nada menos que 129 películas. Seinfield, The Warriors, Jay y Bob, Fritz el gato, Jean Reno en Subway, la bruja de Blair, el videoclip de Bad o imágenes de Joy Division, Fama, Cheech & Chong, Divine, Gummo… un crisol de películas, peliculillas y peliculazas que aparecen listadas al final del clip y que chocan en un universo común donde la creatividad es más importante que los copyrights.

Durante unos días el vídeo solo puede encontrarse en la web 4:3, donde también podía descargarse y donde había lúcidas reflexiones sobre Soda_Jerk y algunos de sus trabajos anteriores que dialogan con este. Vuelve a estar en Vimeo, imaginamos que por tiempo limitado. ¡Corred!

¿Te ha gustado este artículo? Puedes colaborar con Canino en nuestro Patreon. Ayúdanos a seguir creciendo.

Publicidad