Fan-films de Star Wars: En una galaxia muy, muy cercana

Para complementar la llegada de Rogue One a las pantallas de nuestro país hemos seleccionado un puñado de películas creadas por fans y que transpiran todo el amor posible (y soluciones técnicas y visuales a menudo asombrosas) hacia el universo de la saga. Moraleja: si Disney no lo hace como tú quieres, hazlo tú.

Ante el estreno de Rogue One, que depende de como se mire es spin-off, precuela o historia tangente al culebrón de la familia Skywalker (que a fin de cuentas es de lo que va Star Wars), os presentamos otras cuatro historias relacionadas con la franquicia. A veces son tangentes también al tronco principal, a veces simplemente discurren en el mismo universo (o incluso en el Universo Expandido, ese que para algunos sigue siendo más canon que el desastre de El despertar de la fuerza -2015-).

Si no estáis familiarizados con el concepto de fanfilm tened en cuenta que esto es 2016, que el acceso a las herramientas de creación cinematográfica es ya tan universal como en otros campos (música, videojuegos, etc) y que ahora hacer un corto amateur no es obligatoriamente sinónimo de mala calidad visual o tecnología arcaica. Hoy en día, hacer un corto técnicamente malo es como hacer punk costroso, más una opción artística y estética que una imposición de presupuesto. Algunos de estos films, de hecho, tienen valores de producción realmente altos sin salirse del ámbito del amateurismo. Vamos allá.

Darth Maul: Apprentice

El zabrak de Dathomir que acabó siendo el villano más memorable y más cercano al corazón de este quien les escribe es el protagonista de nuestra primera historia. Como parte de su aprendizaje, Darth Maul deberá asesinar a un grupo de Jedi que han llegado al planeta en el que él y Darth Sidious se esconden a la espera de asestar el golpe contra la Orden. Con sus planes tan cerca de verse completados, maestro y aprendiz no pueden permitir que la Orden los descubra. Los autores del film querían mostrar más de Darth Maul, un personaje que muchos consideramos infravalorado (y muy infrautilizado) y en este corto se le hace justicia con uno de los duelos más espectaculares y respetuosos con el espíritu de la lucha con sable láser jamás representados en un film.

Hoshino

Largo y arduo es el adiestramiento que un padawan ha de completar para convertirse en un caballero Jedi y más largo y arduo el que ha de llevarle a ser un maestro, a tener en sus manos el destino de un neófito. No es un camino exento de peligros, como demuestra la historia de Hoshino, pero también es cierto que un Jedi con el control completo de sus sentidos, incluso si le falta alguno, es un guerrero formidable al que sus enemigos harían mal en subestimar.

Drone Star Wars

¿Eso que decía más arriba de que hacer un corto técnicamente pobre es una opción estética? Pues es el caso que nos ocupa. Un señor, armado únicamente con un dron de uso recreativo, una GoPro, unas figuras de Kenner, un poco de postpro y una biblioteca de sonidos de las películas es capaz de recrear uno de los mejores combates aéreos que he visto nunca, ampliamente superior en narrativa, espectacularidad y emoción a los de cualquier película oficial. Aquí el making of de como R2D2, un droide más capaz de lo que parece, roba un X-Wing y sale pitando.

Jedi with a GoPro

Título descriptivo donde los haya. Un maestro Jedi decide calzarse la cámara de marras e irse a dar una vuelta sin saber que su periplo le llevará a enfrentarse a soldados de asalto (que hasta profieren gritos Wilhelm), a repeler una invasión terrestre con AT-AT incluidos e incluso a enfrentarse al mismísimo Darth Vader. Son dos partes que valen mucho la pena y muestran cómo se ve la vida desde la frente de un Jedi.

¿Te ha gustado este artículo? Puedes colaborar con Canino en nuestro Patreon. Ayúdanos a seguir creciendo.

Publicidad