Gene Wilder, el comediante que nos recuerda el valor del silencio

Nadie ha entendido el valor de una buena pausa como Gene Wilder. Eso te vamos a demostrar hoy: cómo Wilder, simplemente sabiendo cuando dejar pasar un par de segundos, consigue hacernos estallar en carcajadas.

Un instante de silencio puede significar más que una marabunta de palabras. Un breve silencio, un par de gestos, una pausa bien medida, puede esconder más significado e intención que el mejor de los guiones. Y si eso lo entendió alguien hasta hacerlo parte nuclear de su actuación, fue Gene Wilder. Todo un experto en la contención verborreica; en comprender cómo la escena es, también, la construcción de los silencios.

Para demostrarlo, os traemos un supercut de Rishi Kaneria donde se recopilan muchos de esos momentos en que Wilder, armado con nada más que una pausa, conseguía hacer un humor absolutamente irrepetible. Mezcla de una perfecta comprensión de la escena y el timing detrás de la misma. Y que nos recuerda lo importante que es veces un silencio bien calculado, algo que vemos muy poco después de la muerte de este genio.

¿Te ha gustado este artículo? Puedes colaborar con Canino en nuestro Patreon. Ayúdanos a seguir creciendo.

Publicidad