God save the BAFTAs: 5 motivos para reivindicar los premios de la Academia Británica

Este domingo 12 de febrero la Academia Británica de las Artes Cinematográficas y Televisivas premia lo que consideran lo mejor entre los estrenos del pasado año. Pese a que los BAFTAs no generan tanto ruido como sus primos americanos en CANINO los reivindicamos como unos premios mucho más interesantes. Te explicamos por qué.


La época de premios cinematográficos es bastante curiosa ya que todos, absolutamente todos los galardones son definidos a partir de los Oscars. Si los premios se entregan en Estados Unidos serán una «antesala» de ellos: los Globos de Oro, los premios del sindicato de actores, los de los guionistas, los de la crítica… parece que lo único que hacen es caldear el ambiente y trastocar las apuestas antes de que se entregue el galardón de verdad.

Si los premios se entregan en Europa entonces estamos ante los Oscars de cualquiera que sea la nacionalidad. Los premios César serán los Oscars franceses, los Goya los Oscars españoles y los BAFTAs, por supuesto, los Oscars ingleses. Sin embargo, desde el punto de vista cultural los BAFTAs suelen ser mucho más interesantes que los premios de la academia americana. En estos cinco puntos te contamos los motivo.

1. Su palmarés es más variado (y la academia también)

El sistema que aplica la academia americana para escoger la mejor película consiste en nominar a nueve de ellas -de habla inglesa, por supuesto, aunque no necesariamente americanas- y destacar la mejor de todas. Los BAFTAs no lo hacen así.

La directora de 'American Honey', Andrea Arnold

La directora de ‘American Honey’, Andrea Arnold

La categoría de mejor película tiene cinco contrincantes que muchas veces suelen coincidir, al menos de forma parcial, con las nominadas americanas. No obstante, la existencia de la categoría «Película británica destacada» abre las puertas a cintas de autor o de corte más independiente cuyo único requisito necesario es que sean total o parcialmente producidas por el país (no tienen que haber sido rodadas en inglés).

Así, este año, Bajo la sombra, del director iraní Babak Anvari o American Honey de la directora Andrea Arnold tienen la oportunidad de destacar. Junto con Moonlight del afroamericano Barry Jenkins y Fences, dirigida por Denzel Washington, quedan como un pequeño contrapunto a las exclusivas visiones de los directores, hombres y blancos, que suelen sonar en este tipo de premios.

Y si los BAFTAs cuentan con algo más de diversidad en su palmares es porque la academia que entrega estos premios es, así mismo, más abierta. Los requisitos para formar parte de la academia británica de las artes cinematográficas y de la televisión son:

-Ser un profesional con al menos cinco años de experiencia en el sector.

-Ser británico, residir en Gran Bretaña, trabajar para un empresa que opera (distribuye) en el país y/o haber sido nominado alguna vez por la academia.

Babak Anvari, director de 'Bajo la sombra'

Babak Anvari, director de ‘Bajo la sombra’

Los requisitos para la academia americana son casi los mismos (los años de experiencia se reducen a tres) con el añadido de que hay que contar con el respaldo y la recomendación de dos miembros para poder ser siquiera considerado por la directiva. Con este sistema se aseguran dejar fuera, sin demasiada polémica, a los realizadores y artistas más críticos y menos afines a las posturas oficiales y de ahí, mantenerse como una institución poco dada al activismo y a la política. Complaciente. Precisamente lo que ninguna institución artística debería ser.

2. Sirven para dar a conocer nuevos talentos

Además de los premios habituales como mejor intérprete principal y secundario, mejor realizador o mejor guion, los BAFTAs cuentan con el premio Orange a la estrella emergente que, otorgado por el público, señala a un intérprete que empieza a sobresalir. Además. el premio al mejor director, guionista o productor británico novel se encarga de destacar a realizadores teniendo en cuenta su falta de experiencia en el medio.

La nominación como estrella emergente a Michael Fassbender tras el estreno de Hunger (2008), nos ayudaba a conocerlo antes de que Malditos bastardos (2009), 12 años de esclavitud (2012) o la saga X-Men lo convirtieran en una estrella mundial. Otro ejemplo es Alicia Vikander, cuya nominación en el 2013 nos puso sobre la pista de la actriz sueca bastante antes de que pisara tierras americanas.

Este año entre los nominados está la española Laia Costa a punto de debutar en Hollywood con Newness (2017) y Life Ifself  (2017) y Anna Taylor-Joy, conocida entre los amantes del terror por protagonizar La bruja (2015) y Múltiple (2016) pero que aún es desconocida para el público mayoritario.

El director Duncan Jones

El director Duncan Jones

Entre los nombres que el premio a mejor director, guionista o productor debutante nos situó bajo el radar están el de Duncan Jones tras dirigir la recomendabilísima Moon (2009), el de Andrea Arnold cuando presentó la experimental Red Road (2006) o el de Steve McQueen cinco años antes de que 12 años de esclavitud se hiciera con el Oscar a mejor película.

3. Se toman muy en serio su labor cultural

Los proyectos educativos y de difusión cultural de la academia británica son variados y se producen a escala mundial. Además de las treinta becas para estudiantes de cine en Reino Unido, Nueva York, los Ángeles y China; de las mastersclasses (normalmente gratuitas) que organizan en todo el mundo y de las competiciones de escritura, cine y diseño de videojuegos que financian para inspirar a los más jóvenes, la academia británica se preocupa por promocionar los cortometrajes y documentales que nomina en sus premios de cine. Así, cualquier instituto británico en cualquier ciudad del mundo, no sólo en las grandes capitales, puede proyectar de manera legal y gratuita los considerados mejores cortos del año. La única condición, que sean en versión original.

cortometrajes-bafta

Cartel promocionando una proyección de cortometrajes en el Centro de arte contemporáneo de Málaga

Este esfuerzo brilla aún más al compararlo con las acciones de la academia americana que, como organización privada (los Oscars los entrega la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas, AMPAS, y no la Academia Americana de las Artes y las Ciencias, AAAS, que es una ONG con la que se le confunde a menudo), prima el beneficio a la labor cultural. La AMPAS proporciona tres becas a alumnos de la universidad de California a la vez que desarrolla varios programas con los colegios de la cuidad. Su labor fuera del estado que la acoje se limita a apoyar económicamente algunos festivales de cine específicos.

4. No sólo premian cine

A pesar de que otras artes audiovisuales como la televisión o los videojuegos han ido incrementando su calidad e interés entre el público, los galardones entregados a los profesionales de ambos medios, o están considerados como premios inferiores o son directamente desconocidos por la audiencia.

Para evitar que los videojuegos y la televisión sean considerados como productos audiovisuales de segunda categoría, la academia británica premia en galas diferenciadas a ambas artes prestando atención a sus diferentes géneros y especialidades (hay un BAFTA a mejor intérprete de videojuego así como a mejor reality o espacio informativo). Este movimiento, especialmente la inclusión de los videojuegos dentro de las artes que apoya a la academia, da un aspecto de modernidad y vanguardia que no tienen otros premios.

5. Puedes ver la gala sin trasnochar

En España, la gala de los BAFTAs se emite en televisión por el canal TCM, que sólo está disponible en paquetes de pago (Movistar+, Vodafone TV, Orange TV…). Como alternativa también podemos seguirla en el streaming oficial que proporciona la academia en su página de Facebook.

A las 20:30 del domingo está previsto que empiece la alfombra roja mientras que la gala en sí no comenzará hasta las 22.00. Stephen Fry será el maestro de ceremonias y todo terminará mucho antes de las 00:00 por lo que no hay problemas si el lunes tenemos que trabajar. No hay excusas para perdérsela.

¿Te ha gustado este artículo? Puedes colaborar con Canino en nuestro Patreon. Ayúdanos a seguir creciendo.

Publicidad