Hanna-Barbera, de visita en el museo

Mientras DC parece marcarse un acierto con la revisitación salida de los pasillos de MGM de algunos de los personajes clásicos de la compañía, en el Museo Norman Rockwell de Massachusetts se prepara la exposición definitiva del mítico estudio de animación Hanna-Barbera.

Scooby-Doo, Johnny Quest, Los Autos Locos o Los Picapiedra han pasado de las redifusiones mal programadas a las viñetas a todo color con aires más adultos de los esperado en lo que ha sido una de las sorpresas de la temporada y una alegría para los fans de toda la vida, que tendrán la difícil papeleta de trasladar sus conocimientos a sus hijos y explicar la diferencia entre esto y esto otro.

Aprovechando la actualidad y la proximidad del sesenta aniversario del nacimiento del estudio, el Norman Rockwell Museum prepara una exposición brutal que ocupará las paredes a partir del próximo mes de noviembre y que seguirá hasta mayo de 2017, donde los afortunados visitantes podrán contemplar el ascenso animado desde la época de Tom y Jerry para MGM hasta el declive de la misma, momento que aprovechó el estudio para imponer sus designios, convirtiéndose en los reyes del prime time.

Todo cambió de nuevo a principios de los ochenta con las nuevas series de animación basadas en juguetes, como He-Man o Thundercats, que comenzaron a dejar de lado el clasicismo blanco y puro de un estudio que nos ha regalado alguno de los mejores momentos de muchas infancias.

Hanna_barbera_poster

¿Te ha gustado este artículo? Puedes colaborar con Canino en nuestro Patreon. Ayúdanos a seguir creciendo.

Publicidad