‘Hardcore’: ultraviolencia en primera persona

Estrenada en el pasado TIFF, aún no se sabe ni media palabra acerca de las posibilidades de distribución de ‘Hardcore’. Mientras tanto, menos reflexionar y más zambullirse en esta piscina de adrenalina y violencia desbordante en primera persona gracias a su apabullante tráiler (¿realmente es posible aguantar así un largometraje? ¿no será contraproducente?) y su estupendo póster.

De hecho, Sharlto Copley no es, precisamente, el nombre propio que más nos interesa de los créditos de Hardcore, sino Timur Bejmambetov, el director de aquella demencia hipercinética e infravalorada llamada Wanted, que no tenía nada que ver con el comic de Mark Millar en el que se basaba porque directamente, no tenía nada que ver con cualquier experiencia vital que hubiéramos tenido. Hardcore va un poco en la línea, pero ojo, cargando las tintas en lo chiflado del asunto.

Hardcore-Poster

El trailer tiene mucho en común con un par de videoclips de Bitting Elbows dirigidos por el responsable de Hardcore, Ilya Naishuller (The Stampede y la absoluta obra maestra Bad Motherfucker, que ya puso en pie a Internet hace unos meses en un aplauso lento colectivo). Esta vez, la pieza es algo más ambiciosa y financió sus 250.000 dólares de presupuesto mediante Indiegogo a finales del año pasado: el protagonista (el espectador) es resucitado de la muerte por su mujer, que le informa que es un cyborg. Cinco minutos después, ella es secuestrada y él se convierte en un Terminator. Pero de los que molan, de los de Terminator 3: además, un psicópata con poderes telekinéticos y un ejército de mercenarios van detrás de él (tú; Henry se llama; te llamas) y para complicar las cosas está/n/s perdido en la Rusia profunda. Maravilloso. Y ojo, porque esto puede convertirse en una moda (lógica, teniendo en cuenta los avances en cámaras cada vez más ligeras, baratas y manejables).

 

¿Te ha gustado este artículo? En unas semanas podrás colaborar con Canino a través de Patreon para que sigamos escribiéndolos. ¡Muy pronto!

Publicidad