In memoriam: 10 momentazos de Chus Lampreave

Día triste para la cultura de nuestro país, con especial hincapié para los mitos de los ochenta: esta mañana sabíamos del fallecimiento de Manolo Tena. Y esta tarde, de Chus Lampreave, actriz de larguísimo recorrido y dilatada experiencia que, sin embargo, se consagró para el gran público en esa década con un personaje que era casi casi una versión de la Abuelita Paz de Vázquez (esto es, una mujer madura de aparente despiste existencial, en realidad un generador de caos y situaciones absurdas) con las películas que bendijo con su presencia como actriz secundaria. Brillaron especialmente en esa época las que hizo para Pedro Almodóvar.

Chus Lampreave ha fallecido a los 85 años de edad. Llevaba un tiempo en una residencia de Almería, de la que salía ocasionalmente para esos anuncios navideños de embutido que incidían en su personaje-tipo una y otra vez: de réplica afilada, escondida detrás de unas gafotas, con apariencia de ama de casa sexagenaria española de toda la vida y bañando en vitriolo opiniones aparentemente angelicales. Almodóvar la incluyó en muchas de sus películas, incluídas las triunfales Mujeres al borde de un ataque de nervios o ¿Qué he hecho yo para merecer esto?

Almodóvar fue solo la punta del iceberg: su curriculum como actriz secundaria en decenas de películas españolas le unieron a nombres tan icónicos como Luis García Berlanga, Marco Ferreri, Fernando Trueba, Gonzalo Suárez, Fernando Colomo, José Luis Cuerda, Fernando Fernán-Gómez y muchos más. En CANINO, devotos lampreavistas, hemos recuperado algunos de sus mejores momentos en películas de todo tipo. Este es nuestro homenaje a una de esas actrices de personalidad incomparable y para las que, por desgracia, nunca llegó el relevo generacional.

Soy testiga” de Mujeres al borde de un ataque de nervios (Pedro Almodóvar, 1988)

¿Dónde has puesto mis espaguetis?” de Pastas Ardilla (Pedro Almodóvar, 1996)

Como vaca sin cencerro” de La flor de mi secreto (Pedro Almodóvar, 1995)

¡Cállate, cara de ladilla!” de La flor de mi secreto (Pedro Almodóvar, 1995)

¡Oish!” de Entre tinieblas (P. Almodóvar, 1983)

Los masa media” de Hable con ella (P. Almodóvar, 2002)

«Paso total de vosotras, me aburrís» de ¿Qué he hecho yo para merecer esto? (Pedro Almódóvar, 1984)

«Balzac es romántico» de ¿Qué he hecho yo para merecer esto? (Pedro Almódóvar, 1984)

«Me da pena dejar aquí al lagarto» de ¿Qué he hecho yo para merecer esto? (Pedro Almódóvar, 1984)

«¡Quita cuatrocientos gramos de silicona!» de Supernova (Juan Miñón, 1993)

 

¿Te ha gustado este artículo? Puedes colaborar con Canino en nuestro Patreon. Ayúdanos a seguir creciendo.

Publicidad