James Franco ‘remakea’ a Tori Spelling

¿Ironía hipster, trolleo fino, simple locura? James Franco ficha por Lifetime, el canal por excelencia de tv movies de sobremesa, para rodar una nueva versión de Mother, May I Sleep With Danger?, una película de 1996 protagonizada por la hija de Aaron Spelling.

Con resultados mejores (Juerga hasta el fin) o peores (La entrevista, o esas fotos en las que trataba de hacerle el órdago a Cindy Sherman), James Franco quiere consagrarse a toda costa como la estrella más imprevisible del Hollywood actual, siempre dispuesta a conjugar lo culto, o lo que él entiende como culto, con lo popular. O, a veces, con lo directamente populachero. Prueba de esto último es la maniobra del actor y director de la cual nos enteramos vía GeekTyrant Vulture: nada menos que rodar un remake de Mother, May I Sleep With Danger?, un telefilme estrenado por el canal Lifetime en 1996 y protagonizado por… Tori Spelling.

Para explicar la trascendencia del hecho, debemos aportar un poco de contexto: aunque su nombre sea poco conocido en España, el canal de TV por cable Lifetime es el productor por excelencia de telefilmes de sobremesa para el público estadounidense. Con sus bajos presupuestos, sus guiones ‘basados en hechos reales’ (generalmente, noticias de interés humano) o en novelas de quiosco y un target orientado hacia las amas de casa (con perdón de las amas de casa), sus llamadas movies of the week ocupan en el imaginario colectivo de EE UU un lugar equivalente al de Estrenos TV en la memoria de los españoles maduritos. La peor purria que la pequeña pantalla puede ofrecer, vamos.

Mother, May I Sleep With Danger? ocupa un lugar especial dentro de esa mitología de chalets semiadosados, tanto por el protagonismo de la hija de Aaron Spelling (por entonces, aún interpretando a Donna en Sensación de vivir) como por un argumento todavía más pocho de lo habitual: su protagonista, una virginal estudiante de high school (encarnada por Tori, faltaría más) descubría entre hipidos y sollozos que su novio podría ser un asesino. La cinta obtuvo unos respetables 15 millones de espectadores en el año de su estreno, y (según las fuentes) se ha ganado muchos seguidores gracias a las reposiciones televisivas, no sabemos si desde la sinceridad o desde la ironía.

De la misma manera, los medios que informan sobre el remake no saben si James Franco enfocará su versión de la historia en tono serio o cachondo. Sólo pueden confirmar que James aparecerá en los créditos como guionista y productor ejecutivo, quedándose probablemente detrás de las cámaras. ¿La mayor paradoja de todas? La productora del remake no será otra que el propio canal Lifetime, en comandita con Sony Pictures Television. Nosotros estamos deseando verla, la verdad.

Publicidad