La película de Deadpool que no fue (por suerte)

Con el paso del tiempo hemos reconocido que Deadpool no era más que una tontería divertida, pero muy bien hecha. Echemos un vistazo a los previos de la película que no se rodó en 2013 y revisemos con cariño la epopeya (dentro y fuera de la pantalla) de Ryan Reynolds.

Desde que nos hiciera vomitar por los ojos con su ridícula aparición en la detestable X-Men Orígenes: Lobezno (2009), producto zetoso más cercano a la adaptación de La Liga de los Hombres Extraordinarios (2003) que a las aburridas pero (un poco) más sensatas pelis de la patrulla mutante de Bryan Singer, el camino de Masacre en el cine ha sido tan doloroso como el que ha vivido en las viñetas toda su vida.

deadpoolprimi3

Después de recaudar más dinero del esperado y funcionar perfectamente entre crítica y público, su principal valedor Ryan Reynolds habrá podido dormir tranquilo y olvidar los primeros bocetos de la adaptación que estuvo cerca de ver la luz hace un par de años, y que ahora presenta Comicbook.comLa idea detrás de aquella versión de Deadpool presentaba a un Wade Wilson construyendo un uniforme y un armamento a partir de trozos de cualquier chatarra que tirada por ahí, como partes de una motocicleta, dándole un aspecto mucho más hecho a sí mismo que el traje de superhéroe tradicional, aunque habría terminado por encontrar, según dice Kelton Cram, responsable de los conceptos de Kick-Ass 2, un aspecto mucho más cercano al del cómic al final de la aventura.

deadpoolprimi1

Por si no tenías suficiente con ver a Deadpool detrás de una máscara de hockey, entre Casey Jones y Jason Voorhees, te dejamos de propina a Steve Austin convertido en un personaje que bien podría ser cualquier cosa… o Cable.

¿A qué ya no te parece tan mala la peli de Tim Miller?

deadpoolprimi2

¿Te ha gustado este artículo? Puedes colaborar con Canino en nuestro Patreon. Ayúdanos a seguir creciendo.

Artículos Promocionados

Loading...

Publicidad