La sintonía que emocionó a John Williams

Hay ciertas cosas que solamente pueden pasar en una urbanización de Estados Unidos. Algunas no son tan guays en el país donde todo el mundo lleva armas a la espera del momento de utilizarlas, pero otras merecen mucho la pena. Como este vídeo.

El niño tiene trece años, se llama Bryce Hayashi y toca la trompeta, así que está en esa edad en la que uno asimila conocimientos y los pone en práctica. Y si tus clases de música son partituras de John Williams, qué mejor lugar para probar si estás en el buen camino que delante de la casa del compositor de muchas de las bandas sonoras de nuestra vida.

¿Terminará apareciendo en el vídeo el mítico músico de ochenta y cuatro años?

¿Te ha gustado este artículo? Puedes colaborar con Canino en nuestro Patreon. Ayúdanos a seguir creciendo.

Publicidad