De Motörhead a la tabla periódica: Lemmy podría prestar su nombre a un nuevo elemento químico

¿De qué tipo? Pues uno superpesado, claro. Una petición que ya suma casi 70.000 firmas aspira a convencer a la Unión Internacional de Química para que bautice como 'Lemmium' a uno de las cuatro nuevas sustancias que ocuparán los puestos del 113 al 118 en la clasificación.

La noticia de que cuatro nuevos elementos se han incorporado a la tabla periódica es de interés bastante limitado, salvo que a uno le vuelva loco la química. Da igual que hablemos de cuatro sustancias que completarán la séptima fila del diagrama, con los lugares 113, 115, 117 y 118, correspondiendo a la categoría de los ‘elementos superpesados’ o transactínidos (con número atómico superior al 103). Ahora bien: ¿y si te decimos que una campaña online lucha para que uno de esos simples tenga el nombre de Lemmy KilmisterPues así es. La petición, iniciada en el Reino Unido, le reclama a la Unión Internacional de Química Pura y Aplicada (IUPAC) que una de las sustancias recién descubiertas reciba el nombre de ‘Lemmium’, en honor al recientemente fallecido líder de Motörhead.

La campaña, iniciada por un caballero llamado John Wright, cuenta ya con más de 69.055 adhesiones en el momento de escribir esto, y aspira a reunir 70.000. Su mayor impulso le vino dado cuando Duff McKagan, ex bajista de Guns’n’Roses, ayudó a divulgarla en redes sociales. Según recuerda MusicFeedsactualmente los nuevos elementos llevan nombres provisionales y bastante aburridos (concretamente ‘ununtrium’, ‘ununpentium’, ‘ununseptium’ y ‘ununoctium’), mientras que las dos últimas sustancias en recibir un bautismo oficial por parte de la IUPAC acabaron registradas como ‘Flevorium’ ‘Livermorium’, en honor a las instalaciones donde fueron descubiertas. Así las cosas, y dado que las normas internacionales admiten nombres basados en «conceptos mitológicos, minerales, lugares, propiedades intelectuales o científicos», bien está proponer al señor Kilmister para ocupar un lugar en la tabla periódica: a su manera, Lemmy era al menos tres de estas cosas.

Por ahora, la campaña sigue adelante, no sin ciertas polémicas (algunos fans insisten en que el nuevo elemento sonaría mejor llamándose ‘Kilmisterium’) y con el apoyo de científicos como un catedrático de la Universidad de Liverpool. Además, un astrónomo afín ha contribuido a la causa bautizando a una estrella con el nombre de Lemmy, para que así la petición cumpla los criterios de la IUPAC. Además, ya hay fans de Terry Pratchett tomando nota y proponiendo que el elemento 118 reciba el nombre de ‘Octarinium’, Quiera Bel-Shammaroth que tengan suerte.

Publicidad