[Galería] Los restos de ‘La historia interminable’ están en un parque temático

Aquí van a morir las leyendas: los decorados y algunas marionetas de la película de Wolfgang Petersen languidecen hoy en Bavaria Filmstadt, un parque de atracciones cinéfilo en las inmediaciones de Munich. Para lo que hemos quedado, Fujur...

Será que somos unos sentimentales, pero no falla: ver como los props de una película famosa se convierten en piezas de museo nos dispara la nostalgia. Y, si esa película es La historia interminable (1984), ni te contamos: gracias a esta colección fotográfica, que nos llega vía Dangerous Mindspodemos ver cómo los decorados y algunos animatronics del filme de Wolfgang Petersen languidecen en el Bavaria Filmstadt, un parque temático dedicado al cine y situado cerca de Munich. Si perteneces a la generación que lloró a mares viendo morir al caballo Artax, o sabes identificar el origen de nombres como «Vetusta Morla» «Auryn», seguro que entiendes por qué ver así a los personajes imaginados por Michael Ende puede dar congoja.

Lanzada en su momento como la superproducción más cara del cine alemán, y detestada por un Ende que trató de obligar a los productores a cancelar la película. La historia interminable se rodó en parte en los Bavaria Studios, justo el lugar que ahora sirve de cobijo a sus criaturas. La muestra, en la que hay hueco para bichos tales que el Comerrocas, el caracol de carreras y las esfinges del Oráculo del Sur, incluye también una atracción en la cual el visitante puede darse el gusto de cabalgar sobre el lomo de Fujur, el dragón blanco de la buena suerte (no sabemos si con la canción de Limahl como fondo). Después de esto, saber que Noah Hathaway lo pasó fatal interpretando a Atreyu durante la producción y que ahora regenta un salón de tatuajes Los Ángeles puede provocar la retro-rotura definitiva, cual si la Nada hubiera rozado nuestros corazones…

Publicidad