‘Mad Max: Fury Road’ sigue siendo comprensible al 1200% de su velocidad

¿Qué ocurre si coges cinco películas cuyos planos son más breves que la media y aumentas su velocidad un 1200%? Que, salvo que sean Mad Max: Fury Road, lo que obtienes un galimatías ininteligible de saltos de plano constante.

A nadie se le escapa que el cine contemporáneo ha encontrado su campo de batalla predilecto en la sala de montaje. Específicamente, en la cantidad de planos que pueden insertarse en la menor cantidad de tiempo posible. Y si en una película media tenemos alrededor de 1250 planos individuales, con cuatro segundos por plano de media, en las películas de acción y los blockbuster pueden llegar con facilidad hasta los 3.000, acortando la cifra por debajo de los segundos. Ahora bien, con planos tan cortos, ¿pueden nuestros cerebros procesar tal cantidad de información sin fatigarse? Eso han intentando averiguar en vashivisuals a través de un monstruoso montaje de cinco películas —The Bourne Ultimatum (2007), Domino (2005), Taken 3 (2014), Resident Evil: Apocalypse (2004) y Mad Max: Fury Road (2015)— reproducidas al mismo tiempo con su velocidad aumentada un 1200%. ¿El resultado del experimento? Mejor que cada cual lo descubra por su cuenta en el vídeo adjunto, pero una cosa está clara: Mad Max funciona bajo cualquier requisito que se le exija.

¿Te ha gustado este artículo? Puedes colaborar con Canino en nuestro Patreon. Ayúdanos a seguir creciendo.

Publicidad