Muere Guru Josh, icono del ‘dance’ de los 90

El productor británico Paul Walden publicó su mil veces imitado tema Infinity en 1991 con el alias de Guru Josh. El lunes 28, a los 51 años, falleció en Ibiza.

Como suele ocurrir en esta clase de historias, todo empezó con la «e» de «éxtasis»: concretamente, con la pastilla de éxtasis que Paul Walden se tragó tras un concierto de la que entonces era su banda, Joshua Cried Wolf, allá por finales de los 80. Bajo los miríficos efectos del MDMA (ofrecido, para más señas, por un asistente al bolo) y como tantos músicos británicos de su generación, Paul Walden decidió reinventarse y convertirse en Guru Josh, productor de música electrónica. Este lunes, 24 años después de alcanzar el éxito masivo, el autor del himno rave Infinity falleció en Ibiza a la edad de 51 años.

Grabado por Walden y el saxofonista de Joshua Cries Wolf, Mad Mick, Infinity fue uno de tantos temas autoeditados que por entonces brotaban como setas, al calor de la moda del acid house que se imponía en Gran Bretaña. De hecho, su primera difusión fue limitadísima, y podría decirse que sólo convenció de sus méritos a un único DJ. Pero dicho DJ resultó ser Mike Pickering, uno de los residentes del mítico The Haçienda de Manchester. Gracias a la privilegiada ventana que suponía el club de Tony Wilson y los New Order, el tema acabó convirtiéndose en un éxito en las listas del Reino Unido. De ahí al triunfo a gran escala en otros países (incluyendo España) sólo había un paso. Y lo hubo.

Whose Law (Is It Anyway), el siguiente sencillo de Guru Josh, sirvió como himno de las protestas contra el impuesto de capitación (el infame ‘poll tax’) que Margaret Thatcher pugnaba por imponer en Gran Bretaña. Pero su éxito fue mucho menor, y tras su lanzamiento el artista quedó encasillado para los restos como one hit wonder. Lo cual, todo sea dicho, no desanimó a Walden: refugiado en Ibiza, el territorio raver por excelencia, el gurú sacó partido a su experiencia como promotor de conciertos, sacando adelante un nuevo proyecto con el alias de Dr. Devious. «Me considero más un inventor que un músico», afirmó Paul Walden a The GuardianAhora, se ha llevado sus invenciones a otro lugar.

Publicidad