[Música Canina] Canciones en sitios

Del Madrid de Leño a la Katmandú de Los Nikis, pasando por Harlem, Memphis, California... y Monforte. Nuestra playlist de esta semana es una lección de geografía con corcheas.

Salvo puntuales excepciones (profusamente documentadas en la ficción de fantasía) todo ser humano vivo ocupa un lugar en el Universo. De lo que se deduce que, cuando a uno de esos seres humanos le da por escribir una canción, está en un sitio concreto. Pero, ¿debe esa canción forzosamente hablar de ese lugar y sus circunstancias? Pues, en muchos casos, sí lo hace: sin ir más lejos, las palabras de Rosendo Mercado cuando escribió Este Madrid para sus Leño eran aplicables a la capital de España tanto entonces como ahora. Asimismo, estamos seguros de que Bill Withers sabía cuatro cosas de Harlem aunque él fuese de Virginia, y tenemos sospechas razonables de que Bob Dylan pudiera haberse pasado unos días atrapado en Mobile (Alabama) con el blues de Memphis (Tennessee). Eso por no mencionar que Penny Lane es una calle de Liverpool (con lo que The Beatles la sabían localizar en el callejero) y que los Red Hot Chili Peppers deben saber de la Californication más que Hank Moody. Ahora bien, ¿estamos seguros de que los Cocteau Twins habían pisado Las Vegas antes de equipararla al infierno? ¿O que Los Nikis habían visto siquiera una postal de esa Katmandú a la que emigró su novia hippie? O, por ejemplo, ¿a santo de qué Indochine componían tantas canciones sobre el sudeste asiático, si ellos eran de París? De la misma manera, tenemos una seguridad razonable de que Mecano no habían puesto el pie ni en Hawaii ni en Bombay (al menos, en 1984) y que maldita la falta que les hacía a Zombies haber visitado Groenlandia o el Perú para escribir su tema más memorable. Hágannos caso: lo único seguro de esta playlist tan viajera es que Siniestro Total no son de Monforte. Piensen en ello mientras esperan hasta la semana que viene, cuando estas canciones emigren (que es lo suyo) y se vean reemplazadas por otras con el culo menos inquieto.

¿Te ha gustado este artículo? Puedes colaborar con Canino en nuestro Patreon. Ayúdanos a seguir creciendo.

Publicidad