[Música Canina] Don de (traba)lenguas: el español más macarrónico de la música internacional

Cuando los músicos de aquí se ponen a grabar canciones foráneas en castellano, la cosa puede tener delito. Pero, cuando es a los forasteros a quienes les da por hacer sus pinitos en nuestro idioma... canela fina. Tras escuchar esta playlist, tu habilidad para la lingüística se elevará hasta el infinito... o desaparecerá para siempre.

Qué experiencias tan apasionantes vivimos en CANINO con nuestras listas de reproducción. Sin ir más lejos, hay ocasiones en las que creemos que el tema escogido nos va a dar para apenas media horilla corta de música… y, al final, resulta que el resultado es un Leviatán que se desborda y expande a lo largo de una hora y media. Porque, cuando propusimos seleccionar versiones en castellano de originales extranjeros, no contábamos con que, si bien muchos artistas hispanoparlantes han adaptado canciones de fuera (y de aquella manera, la mayoría de las veces), a los yanquis, británicos, franceses y compañía también les ha dado por hacer sus pinitos en nuestro idioma. Y ahí sí que ha temblado el misterio.

Para empezar, tenemos dos selecciones gran reserva: Los Salvajes, transmutando el Paint It, Black de The Rolling Stones en Todo negro, y la mismísma Sandie Shaw dándole un acento tan macarrónico como encantador a ese Marionetas en la cuerda con el que ganó descalza Eurovisión. A partir de ahí, tenemos ejemplos hechos con sentido del humor (¿alguien piensa que Los Nikis -tomándola con los mismísimos Magazine-, Derribos Arias -ídem, con The Velvet Underground-, NOFX David Lee Roth hicieron algo serio en su vida?) o con respetuoso arrebato (la versión de Heroes que se marcaron Parálisis Permanente sigue siendo la mejor de todas, por supuesto). Pero también experiencias tan tremendas como ese David Hasselhoff ofreciéndonos La isla bonita con acento de resort de Cancún, o unos Roxette que capitalizaron a saco el éxito de Pretty Woman en España convirtiendo It Must Have Been Love en No sé si es amor. Y, ya que estamos, ¿se acuerdan de cuando Frank Black y sus Pixies decidieron aprovechar las estancias del primero en Puerto Rico para escribir canciones en… aquel idioma tan raro? 

Desde la clase y la elegancia (Sonia, de nuevo con los Stones por bandera, o el inmarcesible Nat ‘King’ Cole) hasta el despropósito más absoluto (Lorenzo Santamaría, Gipsy King), esta lista ofrece una experiencia entre el éxtasis y el puro tormento. Como CANINO, en definitiva.

¿Te ha gustado este artículo? Puedes colaborar con Canino en nuestro Patreon. Ayúdanos a seguir creciendo.

Publicidad