[Música Canina] Herpes, talco y tecnopop

Las guitarras, los bajos y las baterías no tienen nada que hacer en nuestra playlist de esta semana: con todos ustedes, lo más florido y granado de la música sintética.

Ya lo cantaban sabiamente La Polla Récords: «Hoy, en este mundo tan moderno y tan jodido / los viejos eslóganes se verán sustituidos». Y, cuando se cierne la incertidumbre, todo lo sólido se desvanece, etcétera, qué mejor que buscar asideros en la música. Claro que, a Evaristo y sus muchachos, nuestra forma de hallar nuevas fuerzas sonoras le daría espasmos. Porque, ante este panorama de terceras elecciones y caída generalizada en el abismo, nosotros nos hemos aferrado a la precisión de las máquinas: está claro que el herpes, y el talco usado para adulterar según qué sustancias, no le gustan a nadie, pero el tecnopop… a nosotros nos encanta.

Ahora bien, ¿qué tecnopop? Pues el que guste escuchar la lectora canina: precedidos por el Underpass de John Foxx y su aullido maquinal, aquí se dan cita entes cibernéticos que han viajado en el tiempo desde décadas pretéritas (The Normal, Devo, Visage) o desde la más rabiosa actualidad (Catástrofe Club, Lazerhawk) y con el sello de fábricas de Reino Unido (¿alguien puede concebir a un grupo más inglés que Pet Shop Boys?), de EE UU (John Maus) de Düsseldorf (sin Kraftwerk y su The Model, esta lista no sería lo mismo), de Toledo (Vocoder) y de Lleida, con el genial Nightcrawler ejerciendo de heraldo de esa ola synthwave que nos invade y sobre la que preparamos un próximo informe que temblará el misterio. Mucho ojo, no obstante, porque si llegan al final de esta selección se encontrarán con uno de los productos más aterradores jamás generados por una inteligencia artificial (y, concretamente, gallega), capaz de demoler su cordura y de hacerles desear que Skynet se vuelva autoconsciente de una vez y reduzca el mundo a polvo radiactivo. Luego, no digan que no les avisamos.

¿Te ha gustado este artículo? Puedes colaborar con Canino en nuestro Patreon. Ayúdanos a seguir creciendo.

Publicidad