Música Canina: Los caminos del Señor

Esta semana, nuestra playlist busca consuelo en la religión: dos horas de música dedicada a la invocación de seres supremos y otras entidades extraterrestres de origen divino.

Nos jugamos lo que sea: ya en la prehistoria, nuestros antepasados aullaban y ululaban para suplicar al ser supremo de turno que los bisontes estuvieran quietecitos a la hora de cazarlos, y que al tigre de dientes de sable le pudiese la modorra. Después, siguiendo el mismo hilo, llegaron el gregoriano, los motetes, las Pasiones de Bach, el Mesías de Händel… y las canciones que te ofrecemos en esta playlist. Porque, en esta ocasión, nuestra Música Canina se da a lo devocional a base de canciones de inspiración religiosa.

Aquellos de vosotros que nunca vais al templo y que vivís en el error encontraréis aquí numerosas razones para retornar al redil de la fe. No en vano vienen firmadas por claras hembras y varones que viven en olor de santidad: ahí tenemos a Depeche Mode, Madonna, Tom Waits o a ese piadoso monaguillo llamado Jim Carroll, entre otros. Si ese himno mariano firmado por La Polla Records no os impulsa a dirigir vuestros pasos hacia la iglesia más próxima para confesar y comulgar, entonces tal vez las sutilezas teológicas de Chicho Sánchez Ferlosio, George Harrison, Peter Hammill, John Lennon o los Monty Python (esos ardorosos predicadores) consigan estimular tu intelecto e inculcarte el mismo anhelo de santidad que invade a Parálisis Permanente. Y así te quedarás, viviendo sin vivir en ti y dándole al cilicio y las disciplinas, hasta que la semana que viene llegue otra lista de temazos igual de geniales, pero con la vista algo menos puesta en las alturas.

¿Te ha gustado este artículo? Puedes colaborar con Canino en nuestro Patreon. Ayúdanos a seguir creciendo.

Publicidad

1 comentarios

  1. Ricardo Liberal Baztán dice:

    Solo he oído las dos últimas listas y me parecen buenísimas, muchísimas gracias. Pero porque las quitáis las antiguas? me encantaría poder oírlas

Los comentarios están cerrados.