Música Canina: Vox Humana

De la laringe a la boca, y, de ahí, a tus oídos. Esta semana, te presentamos una playlist 'aca-fabulosa' de canciones que pueden cantarse en cualquier lugar y en cualquier situación: en ellas, los instrumentos están de más.

¿Cómo empezó todo? Pues, seguramente, con una troglodita aburrida. Ya fuese cromañón o neandertal, la homínida en cuestión podría haber entretenido sus soledades tirando piedras, rascándose la barriga o inventando el hacha de sílex, pero, en lugar de eso, se dedicó a hacer ruidos raros con la boca. Imitando algún sonido ambiental, por ejemplo, o (si nos ponemos poéticos) siguiendo el trino de un pájaro. Asimismo, es probable que la troglodita fuera devorada acto seguido por un tigre de dientes de sable, atraído al lugar por aquellos sonidos sin precedentes: honor y gloria a esa pionera, porque, sin pretenderlo, había inventado la música. Y no sólo eso, sino que también había dado lugar al estilo más antiguo (y dífícil): el canto a cappella. Así pues, no sólo le debemos las dos entregas de Dando la nota (que ya es deber), sino también las canciones de nuestra playlist de esta semana.

Agárrate, canino o canina, porque, en esta hora de música que te espera, sólo escucharás instrumentos dos veces: un violín al comienzo, tras una descarga vocal de Sandy Denny, y un lúgubre órgano al final, cuando la no menos prodigiosa voz de Martyn Bates (Eyeless In Gaza) cierre el desfile. Entre medias te aguardan clásicos (¡esos Housemartins, con esa Caravan of Love! ¡esos The Manhattan Transfer!), piezas de arqueología (The Young Tradition, dándole fuerte a la canción inglesa del siglo XVIII, y Ralph Stanley, invocando a la Muerte desde el fundamentalismo de la Virginia rural), sorpresas (¿qué Héroes del Silencio, qué?), majaradas (sí: esas corren a cargo de Todd Rundgren) y tesoros desenterrados, como esas tomas de The Beatles y de The Beach Boys que ponen un nudo en la garganta. Pasando por las versiones, claro: ¿es más famosa Only You cuando la interpretan Yazoo, o en la versión vocal de The Flying Pickets? Con esa duda te dejamos hasta la semana que viene, cuando te ofrezcamos una playlist igual de sabrosa en la que sí tendrán cabida las guitarras y demás cacharros.

¿Te ha gustado este artículo? Puedes colaborar con Canino en nuestro Patreon. Ayúdanos a seguir creciendo.

Publicidad