Nacho Vigalondo es el villano asilvestrado de ‘Camino’

El director de la simpática Raze (2013) brinda a Nacho Vigalondo su primer papel protagonista en el cine USA, aunque en este caso sea antagonista: el director de Open Windows (2014) se convierte en el temible villano que hará de Zoe Bell una suerte de Acorralado en rubia.

Josh C. Waller es uno de los grandes desconocidos del género. Responsable desde la producción de títulos como Una chica vuelve a casa sola de noche (2014), LFO (2013) o Toad Road (2012), debutó en el largometraje con un vehículo al servicio de Zoe Bell, la violenta y carcelera Raze (2013), a la que siguió la policíaca Búsqueda obsesiva (2014)

Tras participar en el guión de Cooties (2015), Waller regresa con una nueva mezcla de géneros marca de la casa. Camino es un thriller de acción con toques de survival, donde una reportera gráfica (Bell) capta la verdad detrás de un grupo de misioneros que puede no ser lo que parecen en la selva colombiana.

Lo más llamativo de la producción es el lado salvaje del habitual secundario Nacho Vigalondo, acostumbrado a roles con mucho menos peso y que parece tener carta blanca para volverse loco y cometer actos detestables ya en el mismísimo tráiler. Obviamente, no tenemos fecha de llegada a nuestro país de una cinta pequeña, de género y minoritaria… lo que la hace aún más deseable.

¿Te ha gustado este artículo? Puedes colaborar con Canino en nuestro Patreon. Ayúdanos a seguir creciendo.

Publicidad