[Novedades Filmin] Finales infelices, mamás asesinas y holocaustos animados

En este viernes tan primaveral (vamos, que lo mismo te caen los chuzos infernales del quinquenio que dan ganas de salir a la calle en paños menores) te presentamos una selección de películas del catálogo de Filmin igualmente imprevisible y variada: dramas de animación, comedias amargas, grandes actores y documentales políticos. Lo único que tienen en común es que llevan el sello de qualité CANINO.

Te recordamos que cada viernes escogemos lo más destacado del catálogo de Filmin entre novedades, clásicos ocultos, fondo de catálogo y estrenazos de excepción. Estas recomendaciones están escogidas exclusivamente ateniéndonos a nuestros propios gustos, pero a estas alturas deberías de tener claro que eso es casi equivalente a la infabilidad papal. ¡Vamos con nuestras recomendaciones de esta semana!

El thriller con interpretaciones deslumbrantes: El misterio de God’s Pocket

El misterio de God’s Pocket (John Slattery, 2014): Uno de los protagonistas de Mad Men, John Slattery, debuta en la dirección rodeándose de un grupo de auténticos pesos pesados de la interpretación: el llorado Philip Seymour Hoffman, Christina Hendricks (también habitual de Mad Men) y John Turturro, que protagonizan esta extraña mezcla de thriller y comedia que se desarrolla en un barrio obrero de Filadelfia, God’s Pocket. Un joven muere en lo que parece ser un accidente laboral, pero cuando Hoffman, un periodista local, llega al barrio para intentar averiguar qué ha pasado en realidad, las cosas se complican: un cadáver que no pueden terminar de enterrar y una esposa insatisfecha son solo la punta de un iceberg oculto entre los callejones del barrio.

El clásico de culto psicopático: Los asesinatos de mamá

Los asesinatos de mamá (John Waters, 1994): La obsesión de John Waters, príncipe absoluto del mal gusto cinematográfico, por la cara pop de los asesinos en serie, le llevó a explotar la notabilísima vis cómica de Kathleen Turner en una historia sobre una ama de casa que obtiene éxito y aceptación -por no hablar de un encontrarse con su auténtico yo de lo más satisfactorio- cuando se convierte en una feroz asesina. Crítica social con mucha bilis para una película que cuenta con abundantes cameos de la troupe Waters (Ricki Lake, Traci Lords) y que, sobra decirlo, es perfecta para amenizar las festividades del Día de la Madre.

La comedia romántica sobre el bloqueo del escritor: No hay happy ending

No hay happy ending (John McKay, 2013): Sabemos que en el resbaladizo terreno de las comedias románticas da para trompazos de campeonato, pero esta es distinta. De acuerdo, es una comedia romántica que sigue todos los códigos, pero tontea con éxito en torno al tópico chico-conoce-chica, entre otras cosas porque la protagonista es una escritora de best-sellers de éxito (de un best-seller de éxito) que sufre un gravísimo bloqueo creativo de cara a su segundo libro. ¿El problema? Es feliz. Aparte del poso amargo que deja entrever esa curiosa reflexión sobre el proceso creativo, hay un extra: la escritora es Karen Gillan, nada menos que Amy Pond, una de nuestras companions favoritas del Doctor Who, por no decir… bueno, es una de nuestras favoritas, sin duda.

El hito de la animación post-atómica: Cuando el viento sopla

Cuando el viento sopla (Jimmy Murakami, 1986): Cuando conmemoramos el trigésimo aniversario del desastre de Chérnobil, Elisa McCausland recordaba con un escalofrío la impresión que le causó el visionado infantil de este alegato anti-atómico de Jimmy Murakami. No es para menos: su estética amable no debe distraer de un mensaje pacifista arrollador y presentado de la manera más traumática posible, mostrando los efectos de La Bomba sobre un par de ingenuos y dóciles ancianos. Recomendamos verla con el paquete de clínex a mano. Y atención a la soberbia banda sonora de Roger Waters y David Bowie.

El documental de política exterior: My country, my country

My country, my country (Laura Poitras, 2006): La oscarizada directora de Citizenfour (2014) dirigió unos años antes este estupendo documental sobre las primeras elecciones democráticas en Irak en 2005, tras la caída de Hussein. Para ello, y sin dejar de hablar de la ocupación norteamericana o los nuevos tiempos que deben capear los habitantes de la zona, se centra en un caso particular, el del doctor Riyadh, un médico que se presenta a esas elecciones convencido de que igual que ha ayudado a la gente a su alrededor, puede hacer lo mismo con todo el país.

Publicidad