Novedades Filmin: La Niña de Fuego vs. el Destripador

Una semana más destapamos el tarro de las esencias de Filmin. Lo más granado del catálogo de la plataforma de VOD, seleccionado, paladeado y puesto en bandeja para nuestros lectores. Veamos qué platos tenemos esta semana.

Como siempre, os recordamos que esta selección es pura veleidad canina. Deambulamos un rato por el catálogo de Filmin, respiramos hondo y os lanzamos a la cara películas, series, documentales y animación de primera calidad. Puedes fiarte de nosotros: todo esto a) Está en Filmin. Y b) Mola. Vamos allá.

La maldita España: Magical Girl 

Magical Girl (Carlos Vermut, 2014): Bárbara (Bárbara Lennie) está loca. Luis (Luis Bermejo) está en paro, y tiene una hija enferma de leucemia. Damián (José Sacristán) acaba de salir de la cárcel. ¿Qué ocurre cuando los caminos de estos tres personajes se cruzan? Pues ocurre la mejor película española desde hace ni se sabe cuándo, un engendro de las tinieblas que no es ni thriller ni drama social, sino todo lo contrario, y en el que el chantaje, el sexo extremo y la muerte ejercen como pilares de una historia perversa. El segundo largometraje de Carlos Vermut seguirá dando vueltas por tu cabeza mucho tiempo después de que hayas llegado a su última escena.

La serie sangrienta: Ripper Street

Ripper Street (2012-…): Cuando se trae a colación la historia de Jack el Destripador, siempre se menciona al policía Frederic Abberline, que le dio caza sin éxito. Pero, ¿qué ocurrió con Edmund Reid, el otro inspector ocupado del caso? Pues que siguió trabajando en Londres, siempre bajo la sombra de esas cartas enviadas «desde el infierno». Esta serie de la BBC, con el mejor savoir faire británico, cuenta con dos actorazos del reparto de Juego de tronos (Matthew McFayden Iain Glen) para mostrarnos lo chungo que era ser un pasma en aquel infierno llamado Whitechapel, donde el hambre y la miseria eran más temidos que cualquier asesino en serie.

La miniatura terrorífica: The boy

The boy (William Brent Bell, 2015): Nunca subestimes el poder inquietante de un muñeco vintage ridículamente realista. Aunque los fans de los muñecos diabólicos seguimos tragándonos, por culpa de nuestro fanatismo, horrores sin perdón como Annabelle (2014), The Boy juega en una liga más clásica que la entronca con la reciente reivindicación de los códigos del cine gótico de miedo, como La dama de negro (2012). Aquí, Lauren Cohan (The Walking Dead), acepta un trabajo aparentemente fácil como niñera de un muñeco. Lo que empieza como una inofensiva excentricidad de los dueños de la casa para suplir la ausencia de su hijo fallecido pronto revela un trasfondo más siniestro.

Forever Cannes: La cinta blanca

La cinta blanca (Michael Haneke, 2009): En un pueblo protestante del norte de Alemania, en las vísperas de la I Guerra Mundial, se suceden una serie de muertes. Unas quizás provocadas, otras aparentemente naturales. Pero se respira en el lugar una atmósfera opresiva y que acabará estallando. Haneke ganó en 2009 la Palma de Oro en Cannes (entre muchos otros premios, como un Globo de Oro) con esta opresiva historia rodada en blanco y negro y con medios técnicos espartanos. Como siempre en Haneke, una reflexión sobre los orígenes de la violencia que brinda al espectador los enigmas pero solo parte de los códigos para descifrarlos.

La recomendación de Tarantino: Big Bad Wolves

Big Bad Wolves (Aharon Keshales, Navot Papushado, 2013): Tarantino llegó a decir que era la mejor película del año, y no nos extraña: esta pieza de suspense violento disfrazada de cuento de hadas cuenta una historia de venganza en la que el padre de una joven asesinada se enfrenta a quien cree que es su asesino. Los directores israelíes de esta pieza llena de suspense y humor negro también rubricaron la aún mejor Rabies, una reformulación del cine de psycho-killers con adolescentes que comparte una buena cantidad de virtudes con Big Bad Wolves.

¿Te ha gustado este artículo? Puedes colaborar con Canino en nuestro Patreon. Ayúdanos a seguir creciendo.

Publicidad