[Pero… ¿y esto cuándo se ha estrenado?] Caras de palo, mostachos, ultraviolencia japonesa y una serie de culto en VOD

John Wick - Canino

El aterrizaje de Firefly (2002-2003) en España a través de Netflix y él éxito de audiencia de John Wick (2015) han funcionado como despertador: en CANINO nos hemos dado cuenta de que hay un puñado de películas, y alguna serie, que querrías ver sin calzarte la pata de palo: bien a través del vídeo bajo demanda o incluso en formato físico. "¿Y ésta cuándo se ha estrenado en cines?", preguntas. La respuesta es nunca. Bienvenido a la sección que pone en solfa la lamentable distribución cinematográfica en nuestro país.   

La distribución digital es un mundo curioso porque supone un escenario nuevo pero a la vez conocido. Con el auge de las descargas por Internet y el top manta, los videoclubes comenzaron a desaparecer sin que nadie les fuera a sustituir del todo: por la parte de los consejos que podía darte el dependiente, están los foros; por la parte de encontrar alguna rareza editada de tapadillo, tienes la exportación o los equipos de subtitulación que se emperran en rescatar cinematografías completas de forma altruista. La experiencia completa, sin el calor humano, se da en el mundo del vídeo bajo demanda, donde el espectador incluso disfruta de algoritmos que le recomiendan películas en base a sus gustos y a lo que está viendo; vamos, que por fin hay una ventana de exhibición que puede adquirir la importancia de los viejos videoclubes.

Y pese a la facilidad y relativa economía con la que se puede traer una película a nuestro país sin pasar por los cines, ni por esas nos llega a las pantallas. Sin embargo, no vamos a hablar de esos ejemplos, sino de películas y series que creías no poder disfrutar de manera legal y que ya están a un clic de distancia: estos artículos, al contrario que nuestras novedades Filmin, no se dedicarán a escarbar entre los catálogos de una sola plataforma, sino a hacer una búsqueda intensiva entre todas ellas para descubrir que, vaya, esa película que viste en Sitges hace años y cuyos rumores sobre su distribución en España se diluyeron, ya está visible de forma legal. 

Bale que no llega: Equilibrium (2002)

¿Qué cuenta? En un futuro donde se culpa a las emociones de todo lo malo que ha pasado, un clérigo experto en el “Gun Kata” despierta su humanidad. El clérigo es Christian Bale y está a a las órdenes de Kurt Wimmer en una película que para la acción vuelve a mirar a Hong Kong además de a Matrix, estrenada tres años antes.

¿Por qué no se estrenó? Con un presupuesto de 20 millones de dólares y una recaudación de sólo 5 en los Estados Unidos, ni su estatus de culto consiguió ablandar el corazón de las distribuidoras españolas, demasiado temerosas de repetir una mala taquilla en nuestro país. Ni siquiera el auge de Christian Bale como Batman consiguió rescatar del pozo a esta película.

¿Dónde la encuentro? En Yomvi o Movistar+, gracias a que fue adquirida por Canal Plus (¿podemos decir «Canal Plus» en horario infantil?) hace año y medio.

El estreno en Mexicoscope: Casa de mi padre (2012)

https://www.youtube.com/watch?v=yOrOPIqAlCk

¿Qué cuenta? La disparatada historia de un ranchero mexicano (Will Ferrell) cuyo hermano (Diego Luna) le mete en problemas con un narco interpretado por Gael García Bernal. Produce Adam McKay, reciente ganador de un Oscar por La gran apuesta y artífice de las mejores películas de Ferrell.

¿Por qué no estrenó? Will Ferrell tiene una carrera irregular, la antipatía del público español y una suerte tirando a mediocre cuando se trata de la distribución de sus películas en España. Pero si tenemos que apostar por un escollo, ése es el idioma: un infierno para el doblaje y la mitad de las coñas a costa del español estentóreo de Ferrell y los juegos de palabras. El doblaje mandó.

¿Dónde la encuentro? En Yomvi o Movistar+, aunque sólo si tienes el paquete cine o una suscripción de las buenas.

El Keanu que merecemos: John Wick (2014)

https://www.youtube.com/watch?v=lZNqg4nMNV8

¿Qué cuenta? Keanu Reeves interpreta a un asesino a sueldo que deja el oficio por amor. Pero cuando su mujer muere y el perrito que ella le regaló es asesinado por unos matones rusos, John Wick volverá a demostrar por qué su nombre se susurra con miedo entre el hampa.

¿Por qué no se estrenó? Una de las idas de olla más sonoras de la distribución española, ya que esta película fue un éxito de taquilla en Estados Unidos, espera secuela y recibió el aplauso de gran parte de la crítica. Aquí nadie se preocupó por sacarla ni en DVD y sus derechos de distribución sólo se han vendido para televisión y vídeo bajo demanda.

¿Dónde la encuentro? En televisión y Netflix. Nada más empezar en nuestro país la famosa plataforma, esta pequeña joya estaba esperando a todos los amantes del buen cine de acción. También tiene sus derechos de distribución el grupo Atresmedia, que la emitió hace una semana consiguiendo superar al Salvados de Jordi Évole, con casi tres millones de espectadores: un triunfo. Eso sí, los avatares de la distribución han hecho que haya llegado aquí el montaje internacional, donde se han cortado escenas cruciales para el desarrollo del personaje al principio de la película: de momento, no esperes una versión íntegra para DVD y Blu-Ray.

La noticia es que esté ya disponible en VOD: Los amos de la noticia (2013)

¿Qué cuenta? De nuevo, Will Ferrell, en la secuela de El reportero. La leyenda de Ron Burgundy (2008). De nuevo, McKay, no sólo produciendo sino dirigiendo. Esta vez la película pone la lupa no sólo sobre Ron, también sobre su alocada troupe.

¿Por qué no se estrenó? Unos párrafos más arriba comentábamos que Will Ferrell no tenía mucho suerte en nuestro país. La primera parte, El reportero, lo demostró llevando sólo a mil personas a las salas de cine y recaudando cinco mil euros, una birria. Por mucho que nos guste Ferrell, aquí tenemos que dar la razón a las distribuidoras porque el público español pasa por completo de este hombre.

¿Dónde la encuentro? En Yomvi o Movistar +, bajo suscripción. Hace poco también se subió al carro de Netflix.

Psicodelultraviolencia: Why don’t you play in hell? (2013)

¿Qué cuenta? Un equipo de cineastas se empeña en grabar la última gran película de acción… gracias a una inminente guerra entre facciones de la yakuza japonesa.

¿Por qué no se estrenó? Sion Sono. Un cineasta japonés de incuestionable talento pero al que las distribuidoras españolas sólo han hecho caso en plena ola de terror japonés, la cual trajo Suicide Club hace más de una década, y ahora con esta locura que acaparó miradas hace tres años en cualquier parte menos en España.

¿Dónde la encuentro? Puedes verla en Filmin o comprarla en formato físico. En Filmin también tienes Love Exposure (2008).

Bola extra con otra serie: Arrested Development (2009 – )

https://www.youtube.com/watch?v=t8kLiG2Wo9U

¿Qué cuenta? Esta es la historia de una familia adinerada, los Bluth, que lo perdió todo y un hijo que no tiene más remedio que aguantarlos a todos. Esto es Arrested Development.

¿Por qué no se estrenó? Más bien cabría preguntarse por qué no se siguió emitiendo. Con sólo tres temporadas en su momento, a España sólo llegó una, cuyo doblaje se encargó a un estudio fuera de los habituales (y que he de reconocer que tiene su punto, pese a que la auténtica gracia está en la versión original). Después, Fox España se desentendió y la olvidó en un cajón.

¿Dónde la encuentro? En Netflix. Ante el clamor para que volviera la serie, la cadena de VOD encargó una nueva temporada, la cual añade un punto extra de locura a la serie original al jugar con la línea temporal de la historia, pues fue imposible que coincidieran sus protagonistas la mayor parte del metraje. Arrested Development tiene un repartazo, a saber: Jason Bateman volvió al cine de éxito después de ser ídolo adolescente en los ochenta; Michael Cera despuntó durante unos años antes de dar pasitos fuera de los focos; Jeffrey Tambor triunfa hoy con la serie Transparent; Jessica Walter repite arquetipo como madre despiadada, y jefa de una agencia de espionaje, en la serie de animación Archer; Tony Hale despunta en Veep; Will Arnett ha hecho doscientas series, entre ellas Bojack Horseman, y Flaked (de la que hablamos aquí) y pone voz a Batman en La Lego película (2014) y su inminente spin-off Lego Batman

¿Y vosotros, qué películas habéis encontrado en estas plataformas que pensabais que no habían llegado a España? No perdáis la oportunidad de hacer peticiones en los comentarios, por si acaso alguien importante nos está leyendo… y nos hacen un Firefly.

¿Te ha gustado este artículo? Puedes colaborar con Canino en nuestro Patreon. Ayúdanos a seguir creciendo.

Publicidad

2 comentarios

  1. Raúl dice:

    Yo tengo que disentir un poco con este artículo. No es que la distribución en España sea lamentable, es que no es viable económicamente. El público y sus hábitos de consumo son lo realmente lamentable. En materia de cine, la mayoría de propuestas alternativas que llegan a las salas no hacen un chavo. Por poner ejemplos recientes: El Cuento de la Princesa Kaguya y Anomalisa han pasado por la cartelera sin pena ni gloria, haciendo unas cifras escuálidas. Mientras, El libro de la puta selva, la de Paco León y Gerard Butler luchando contra los malvados terroristas arrasan y se comen todo el pastel. La televisión impera en los hábitos de consumo audiovisuales en España. S tienes exposición televisiva, te irá bien. ¿Alguien vería viable anunciar una peli de Sion Sono por TV? Como si mi abuela fuese a plantearse verla… ‘Love Exposure’ se editó en DVD y se descatalogó porque no la compró ni Cristo. ¿Cuánta gente habría ido a ver John Wick al cine? Probablemente ni la mitad de los que la vieron el otro día en A3. La cuestión es que el cine independiente y de culto no es sostenible porque el público masivo no lo consume y el público minoritario al que va dirigido rara vez se anima a pagar un precio sostenible (los 10 euros de Netflix sí, pero los 15 del Blu-Ray…como que no). Hay una cosa que el artículo confunde o diferencia como si fueran cosas inconexas: tanto salas como V.O.D. es distribución. Hay muchas distribuidoras que no se atreven a sacar películas en cines y pasan directamente a la explotación online. Que uno pueda ver esas pelís vía Netflix o Filmin es mérito de la distribución española. Es muy fácil echarle la culpa a las distribuidoras, pero el hecho es que la gran culpa la tiene la cultura del ‘todo gratis’ y el criterio culturalmente amorfo de la masa consumidora.

    PD: añadiría a la lista "Under the Skin", "The Duke of Burgundy" y "Tangerine" (esta última en Netflix).

  2. Adrián Álvarez dice:

    Discrepo con tu comentario. De entrada, porque el artículo explica las razones por las que no se vio en cine determinado producto: la visión de la distribución no es tanto "por qué no en cines" sino "por qué llega tarde y de tapadillo", y aunque es fácil echarle la culpa a la distribuidora, creo que se puede deducir del artículo que también hay algo de culpa hacia el espectador medio, que sólo acepta un producto doblado y muy publicitado.
    Pero es que tú mismo me has dado la razón con tu argumento: precisamente porque la de Gerarld Butler funcionó más o menos bien, al igual que otros productos de acción, no se entiende que una película tan soberbia como John Wick se haya alejado de nuestra cartelera, máxime cuando todas las semanas nos traen bodrios que apenas se sostienen en taquilla y en los que no hay un sólo estreno decente. Que sí, que Sion Sono lo que quieras, pero no me niegues que John Wick hubiera conseguido una buena recaudación.
    Por otro lado, la distribución no funciona como un único bloque, sino por ventanas, por eso no está bien generalizar por todo el proceso sino distinguirlo. Por eso, que una película salga en Netflix no es un triunfo de la distribución española, sino de Netflix, que apuesta por ese producto cuando otras distribuidoras no ven comercialidad en ello. Uno de los problemas en España es que antes había una ventana, la del videoclub, que hoy día podría sustituirse por el VOD pero se hace de forma irregular.
    Por último, quiero agradecerte tus sugerencias: esta es una sección abierta y sin la colaboración de los lectores podría ser agotador mantenerla para mí y los cincuenta dobles de realidades paralelas que tengo encerrados en un almacén de Ventura Rodríguez.

Los comentarios están cerrados.