Las pistolas de metal extraterrestre de 4,5 millones

¿Tienes suelto? Emula a Christopher Lee y conviértete en la Mujer o el Hombre de las Pistolas fabricadas con un puñetero METEORITO.

Aterrizado a lo bestia en la Namibia de tiempos prehistóricos, los fragmentos del meteorito Gibeon se extendieron por un área que cubre cientos de kilómetros y fueron empleados desde su hallazgo por los aborígenes de la zona para construir armas y herramientas. Posteriormente, una vez descubiertos por el hombre blanco, empezarían a ser utilizados en artículos de lujo, hasta llegar a este momento en que la casa americana Cabot Guns ha usado un único fragmento de 35 kilos para fabricar (casi) todas las piezas de una pareja de semiautomáticas totalmente funcionales, bautizadas como The Big Bang Set.

Cabot-2-800x533

El Gibeon pertenece a la clase de los octaedritos, así llamados por la forma de octaedro que adquieren los cristales de la aleación de hierro y níquel que los componen. La característica más llamativa de este material es el llamado patrón de Widmanstätten o estructura de Thomson, esas líneas cruzadas que se aprecian en la corredera y el armazón de las pistolas, y que se hacen visibles al pulir y tratar con ácido una sección del meteorito. Su formación requiere que la aleación cristalice muy despacio, a lo largo de millones de años, por lo que resulta imposible reproducir el proceso en cualquier laboratorio que no disponga de una batería de condensadores de fluzo. Además, las cachas de cada una de las armas conservan las típicas depresiones que se producen en la superficie del meteoroide durante su paso a través de la atmósfera, llamadas regmagliptos.

IMG_4494_2

Cuando Cabot Guns anunció su fabricación a finales de 2015 estimó que saldrían a la venta por un millón de dólares, pero al final se ofrecen por cuatro y medio. Curiosamente las pistolas son dos M1911 espejadas —una para la mano derecha y otra para la izquierda—, como las de Dante y Trish en Devil May Cryaunque está claro que Ebony & Ivory y Luce & Ombra son nombres infinitamente más molones que The Big Bang Set. Desde CANINO no podemos más que desear que un millonario fanático de los videojuegos o del cine de John Woo sea quien consiga hacerse con ellas para exhibirlas en una pared de su mansión pajera, y no uno de esos que van por ahí bramando sobre manos frías y muertas.

¿Te ha gustado este artículo? Puedes colaborar con Canino en nuestro Patreon. Ayúdanos a seguir creciendo.

Publicidad