Por qué ‘Porky’s’ no es la comedia adolescente que crees

Conoces Porky's. Todo el mundo conoce Porky's. La película que, junto a Desmadre a la americana, desató toda la fiebre en los ochenta por las películas para adolescentes con un considerable componente erótico. Pero Porky's es distinta a la mayoría de sus compañeras generacionales, y te contamos por qué en el regreso por todo lo alto de Caninovisión.

Para empezar, es una película que casi podríamos calificar de autor: igual que Desmadre a la americana tenía detrás a John Landis, Porky’s (y su primera secuela) estaba firmada por Bob Clark, un canadiense curtido en el cine de terror de serie B. El éxito de Porky’s no solo desató una brutal oleada de imitadores, sino que revitalizó la mustia industria del cine canadiense y puso en el mapa a un país que hasta entonces no se caracterizaba por colocar películas en el top de éxitos de taquilla internacional.

Y a todo eso se suma su contenido: aparentemente una comedia hiperhormonada, pero que guarda unos cuantos ases en la manga: ambientación cuidada, personajes encantadores y un empleo del sexo jovial, divertido y nada agresivo. Te lo contamos todo en el regreso de Caninovisión a Youtube.

¿Te ha gustado este artículo? Puedes colaborar con Canino en nuestro Patreon. Ayúdanos a seguir creciendo.

Artículos Promocionados

Loading...

Publicidad

Suscríbete a nuestra newsletter semanal
Novedades y contenido inédito.

4 comentarios

  1. antonio dice:

    Percibo que Canino copia ahora la forma de titular los artículos de El Confidencial.

  2. John Tones dice:

    Por suerte los contenidos siguen siendo, como de costumbre, muy superiores!!

  3. antonio dice:

    Por supuesto que los contenidos son muy superiores. Bravo. Sí lo son. Muy superiores. Mucho. ¡Bravo! ¡Bravo”

  4. John Tones dice:

    ¡Esa es la actitud que queremos por aquí!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *